miércoles, 18 mayo 2022

Renault finaliza la primera fase de pruebas de EZ-FLEX

Renault Group está trabajando para que el reparto de último kilómetro sea respetuoso con en el medio ambiente para contribuir en mejorar la calidad de vida en las ciudades. Para comprender mejor las necesidades de los usuarios, lanzó en 2019 un experimento con varios socios como La Poste, Montpellier Méditerranée Métropole, la ciudad de Montpellier y la compañía Services Ecusson Vert.

Esta prueba está basada en EZ-FLEX, un vehículo 100% eléctrico, compacto y ágil, diseñado para facilitar el acceso del repartidor al centro de la ciudad. Estos vehículos vienen equipados con sensores para recoger datos de geolocalización, kilometraje, autonomía, velocidad y paradas.

Futuro eléctrico

Esta primera fase de pruebas, que terminará a finales de este año, aportará a Renault información para el desarrollo de futuros vehículos destinados al reparto en media distancia. Las grandes aperturas sin bisagras y sin pilar central a lo largo de la zona de carga facilitan la carga y descarga. Además, se han probado distintas alturas de piso trasero para facilitar el trabajo de los repartidores y ofrecer una mejor ergonomía de la zona trasera.

También se han probado nuevos acondicionamientos de la zona de la cabina. La apertura de las puertas con tarjeta manos libres evita que los repartidores tengan que dejar los paquetes en el suelo. Por último, se prestó especial atención a la seguridad y se ha revisado el emplazamiento de los retrovisores exteriores para tener una mejor visibilidad para la conducción urbana.

«La prueba del vehículo EZ-FLEX realizada en colaboración con Renault Group y la empresa SEV para el reparto en el centro de las ciudades ha permitido crear un auténtico diálogo entre la administración local, el operador logístico SEV y los comerciantes para, juntos, construir la movilidad del futuro y desarrollar el atractivo núcleo urbano, verdadera palanca de crecimiento para el territorio metropolitano. Se inscribe dentro de una clara voluntad política de nuestra ciudad de prepararse para el cambio de las movilidades en 2025″, ha asegurado Michael Delafosse, alcalde de la ciudad de Montpellier.