sábado, 3 diciembre 2022

Range Rover Autobiography. 21 años reinventando el lujo

Por el año 1993 Land Rover decide adoptar la denominación Autobiography para las versiones más lujosas y refinadas de su Range Rover, y se presentan de forma oficial en el Salón del Automóvil de Londres precisamente a finales de 1993. Un año más tarde los Range Rover Autobiography son ofrecidos a sus clientes, quienes tenían la posibilidad de crear «su» Range Rover ideal, ya que se les ofrecía una cantidad de colores exteriores casi infinita, además de múltiples combinaciones para tapizar los asientos y elegir entre diferentes inserciones.

Todo un éxito

Land Rover se sorprendió al ver la cantidad de pedidos de estas versiones Autobiography, y decidió lanzar directamente una edición limitada de la que sólo se fabricaron 25 unidades, las cuales utilizaban el propulsor más potente de la época y también tomaban la base de los Range Rover de batalla alargada.

Equipamiento a la última

Land Rover también mantuvo su exclusiva versión Autobiography en la segunda generación de su Range Rover, el cual podía incorporar elementos como el fax. Desde el año 1997, los Range Rover Autobiography vienen equipados con elementos como el sistema de navegación por satélite, televisión…

En el año 2002 se lanza la tercera generación del Range Rover y el nivel de personalización de los Autobiography se incrementa exponencialmente, pues sus clientes pueden ahora incluso elegir el color de sus alfombras interiores, fabricadas en piel de oveja. Tampoco se dejan atrás elementos como el tapizado exclusivo de sus asientos o las inserciones en madera. En lo que a tecnología se refiere, se comienza a ofrecer un sistema de entretenimiento para las plazas traseras o un potente equipo de sonido.

El más caro costaba 168.000 euros

En 2011 se pone a la venta el Range Rover más caro de la historia, ya que por cada unidad del Range Rover Autobiography 500 se pide más de 168.000 euros (el actual Range Rover Autobiography oscila entre los 141.300 euros y los 154.500 euros) y estaba orientado a ser conducido por un chófer, mientras que su orgulloso propietario podía viajar plácidamente en sus asientos posteriores, como si de una limusina se tratase.

De la fabricación de estos Range Rover Autobiography siempre se ha encargado el departamento de Operaciones Especiales de Land Rover, algo que sucede con la última generación, la más avanzada de todas cuanto se han creado y que apuesta por el aluminio como elemento primordial en su fabricación. Entre su equipamiento encontramos por supuesto el climatizador con tres zonas de control, diferentes sistemas de confort, suspensión neumática, un imponente techo panorámico, sistema de navegación… Si se quiere disfrutar desde sus asientos traseros, siempre podemos desembolsar unos 4.300 euros y equiparlo con dos butacas posteriores que cuentan con regulación eléctrica, función masaje, climatización y ventilación. También añaden un cómodo posapiés para convertirlos literalmente en una cama en la que viajar cómodamente o en la que disfrutar gracias a su sistema multimedia con pantallas de 10,2 pulgadas y que pueden estar conectadas a un sistema de sonido Meridian con una potencia de 1.700 Watios, aunque eso sí, cuesta otros 5.480 euros adicionales.

Un Range Rover a la carta

Las opciones de personalización son casi infinitas y el cliente de un Range Rover Autobiography puede elegir el color del cuero de sus asientos, si quiere el techo tapizado en alcántara o cuero, el color de los pespuntes de la tapicería, el color de los cinturones de seguridad, las diferentes inserciones del salpicadero, puertas, volante, asideros… También podrá escoger el tapizado para el suelo del vehículo, cómo quiere sus alfombrillas, el tapizado para la zona de carga, sin olvidarnos nunca el color elegido para la carrocería, donde si desembolsamos otros 8.100 euros, desde Land Rover crean «nuestro color».

Además, todo ello se ofrece con la carrocería convencional del Range Rover, que presenta una longitud de 4,99 metros, o bien en su versión LWB, en la que el Range Rover se estira hasta los 5,20 metros. Por último, decir que se ofrece con el propulsor SDV8 de 340 CV, pero también en la versión híbrida que también eroga una potencia de 340 CV, además de con el potente 5.0 V8 Supercharged, capaz de proporcionar nada menos que 510 CV, alimentados gracias a un gasto medio homologado de 12,8 l/100 km.