jueves, 8 diciembre 2022

Puch 500 GE. No lo llames Mercedes-Benz Clase G

Para desarrollar el legendario Mercedes-Benz Clase G, la firma de la estrella decidió asociarse en el año 1972 con el fabricante austríaco Puch. Tres años más tarde, este icónico todoterreno comenzó a fabricarse en serie y ambas compañías acordaron la construcción de la factoría de Graz, donde el Clase G ha estado fabricándose desde el 1 de febrero de 1979.

Está claro que el Mercedes-Benz Clase G es un viejo conocido, pero igual no te suena tanto el nombre de su hermano gemelo, el Puch G, pues este todoterreno en mercados como Austria o Suiza se ha estado vendiendo con este nombre hasta finales de 1999. Este que tienes ahora ante tus ojos es uno de esos ejemplos. Raros ejemplos, porque con este imponente motor V8 de gasolina, Puch solo comercializó tres unidades. Y de su hermano, el Mercedes Clase G, tampoco se ensamblaron muchos más porque con este motor estuvo en activo entre 1993 y 1994. En todo ese tiempo se ensamblaron 446 unidades, todas con carrocería de cinco puertas.

El primero de todos los Puch 500 GE

Este Puch 500 GE está acabado en color Amethystblau Metallic, y tiene una historia interesante a sus espaldas, pues se trata de una unidad utilizada para homologación, que posteriormente se destinó como vehículo de pruebas para prensa. Por tanto ha aparecido en infinidad de portadas de revistas de los años '90 y cuenta con un impresionante equipamiento a todos los niveles.

Motor16

Bajo su capó delantero se esconde el todopoderoso corazón M117, un bloque 5.0 V8 atmosférico que se conforma con sus 240 CV de potencia y sus 375 Nm de par motor. Todo ello era enviado a sus cuatro ruedas por medio de un cambio automático de cuatro velocidades. Y como no podía ser de otra manera, con reductora y bloqueos de diferenciales.

Aunque pesa 2.370 kilos, este Puch 500 GE presume de poder acelerar de 0 a 100 km/h en 10,5 segundos y de alcanzar una velocidad máxima de 175 km/h. Por lo tanto no está nada mal para tratarse de un 'tanque' de 1993.

A lo largo de su vida este legendario todoterreno ha recorrido 162.992 kilómetros y ha sido debidamente restaurado en los últimos años. Ahora los expertos de RM Sotheby's lo van a sacar a subasta en Essen entre los próximos 24 y 27 de junio. Y claro está, se acompaña de toda la documentación original que confirma que se trata del primer Puch 500 GE de la historia. Y solo hay otros dos así en todo el mundo.