Prueba de consumo con el Citroën C4 Cactus. Lo prometido es deuda
CONCURSO PERIODISTA POR UN DÍA CON CITROËN

Prueba de consumo con el Citroën C4 Cactus. Lo prometido es deuda

Citroën homologa un consumo medio de 4,7 l/100 km para su C4 Cactus de gasolina con motor de 3 cilindros y 110 caballos. Y en una prueba realizada con tres de esos coches pilotados por los ganadores del concurso 'Periodista por un día', uno de ellos ha logrado esa cifra y el resto se ha quedado muy cerca. Para la marca francesa, lo prometido es deuda.

Redacción

16 de Noviembre 2015 09:38

Comparte este artículo: 0 0

Reducir el consumo de nuestro automóvil hasta un 15 por ciento con unas pocas y sencillas recomendaciones es relativamente fácil. Aspectos como una adecuada presión de los neumáticos, la óptima puesta a punto del motor o la buena utilización del aire acondicionado, por poner sólo tres ejemplos, influyen sobremanera en el gasto de un vehículo, aunque también es muy importante la forma de conducir. Sin embargo una cosa es rebajar el consumo que hasta entonces hayamos obtenido sin molestarnos demasiado en realizar una conducción digamos que 'económica' y otra muy diferente igualar el consumo medio ponderado homologado por la marca, que suele ser especialmente optimista y obtenido en las situaciones ideales de un laboratorio.

Conseguir ese consumo en tráfico real por un conductor no especialista, entra ya casi dentro de lo inimaginable o al menos de lo muy difícil. Pero parece que no hay nada imposible para el Citroën C4 Cactus dotado del motor 1.2 Puretech de 3 cilindros y 110 caballos. Dotado de un cambio manual de 5 marchas, el todocamino francés se ha sometido a una prueba de consumo real a manos de los ganadores del concurso 'Periodista por un día' convocado por Motor 16 y Citroën, y los resultados han sido sorprendentes no solo para los participantes, trabajadores en diferentes áreas de la marca en España, sino para los responsables de Citroën y también para el equipo de pruebas de Motor 16 que acompañó a los concursantes en dicha prueba.

El itinerario elegido entre Madrid y Ávila por la M-501 y la N-403, fue un recorrido muy variado y divertido seleccionado para que los participantes no se aburrieran ni un solo segundo, pero a su vez para conseguir cubrir prácticamente todos los escenarios posibles y lograr un consumo mixto bien repartido.

Consumo mixto en un recorrido muy variado

En concreto el recorrido contaba con un poco de ciudad para salir desde la central de Citroën en el barrio de Las Tablas de Madrid, otro tramo de autopista de circunvalación M-40 hasta el desvío de la M-501, la famosa 'carretera de los pantanos' que no es más que un tramo de autovía muy limpio y poco transitado a diario entre la M-40 y la población de Las Navas del Rey, un tramo de carretera de dos direcciones con curvas pronunciadas y piso bien asfaltado entre Las Navas del Rey y San Martín de Valdeiglesias, y otro tramo de la N-403 que supera el embalse del Burguillo y el puerto de La Paramera en las estribaciones de la Sierra de Gredos, cuya elevación asciende entre ambas localidades desde los 730 metros del embalse, hasta los 1.415 metros de lo más alto del puerto. Una vez superado comienza una prolongada bajada que termina en las afueras de Ávila.

Citamos a los ganadores del concurso a las 10 de la mañana en las oficinas centrales de Citroën y tras un breve 'briefing' del cómo y por qué de la prueba, Francisco, Vicente y Mario se ponen al volante de tres Citroën C4 Cactus exactamente iguales a nivel mecánico. Los tres están llenos de gasolina, tienen el mismo motor 1.2 Puretech de 3 cilindros y 110 caballos con cambio manual de 5 velocidades y a los tres se les han inflado los neumáticos con la presión recomendada por el fabricante. La idea es que, copilotados por los probadores de esta revista, consigan consumir la mínima cantidad posible de carburante respetando los límites de velocidad de cada tramo y manteniendo un ritmo alegre sin obstaculizar a los demás conductores.

Los tres ganadores, en las mismas condiciones

Francisco, que desempeña su labor en el laboratorio de pintura de PSA en Villaverde, va acompañado por Andrés Mas. Conduce el C4 Cactus Rojo Aden con los 'airbump' negros y nada más comenzar la prueba reconoce que habitualmente en su vida cotidiana intenta realizar una conducción ahorradora con su coche particular. Efectivamente, enseguida busca la marcha más larga posible y comprueba que en este modelo, gracias al turbo y a su excelente par a bajas vueltas, es muy fácil circular en quinta a poca velocidad.

Vicente, que trabaja en la Financiera de la marca, elige el C4 Cactus Blanco Perla Nacarado con 'airbump' grises. Vicente lleva de copiloto a Pedro Martín y en los primeros compases de la prueba también comenta que habitualmente busca un consumo bajo de su DS4 diésel. Trabaja a cerca de 50 kilómetros de su casa y parece lógico que busque cada día un récord para no dejarse el sueldo en la gasolinera. Las primeras sensaciones que el C4 Cactus le transmite a Vicente son de un coche original con un motor que empuja mucho a bajas vueltas, un motor con genio a pesar de sus 3 cilindros.

El más joven del grupo se llama Mario, elige el C4 Cactus de color Azul Lago y su copiloto es Gregorio Arroyo. Mario es técnico en Métodos de Mantenimiento en la factoría de PSA en Villaverde y además de volverle loco los coches, su grandes pasiones son las motos y los raids de aventura por Marruecos en todoterreno. Mario destaca la ligereza del coche -pesa tan solo 1.095 kilos- y lo bien que se desenvuelve en todo tipo de carreteras.

Tras 137 km, sorpresa con los consumos

La ruta de 137 kilómetros se recorre en hora y media sin problemas aunque a medio camino los fotógrafos han querido inmortalizar a los participantes en el antiguo puente sobre el río Alberche. Acompañados por un magnífico día de sol y agradable temperatura, los tres C4 Cactus van recorriendo kilómetros sin mayores contratiempos, salvo una pequeña retención por obras de un puente nuevo a la hora de superar el Río de la Gaznata, que desemboca en el embalse del Burguillo. Eso y un par de camiones que nos ralentizaron en exceso en la subida al puerto de La Paramera, fueron las únicas pequeñas alteraciones al normal transcurso de la prueba.

Al llegar a Ávila, sorpresas con los consumos obtenidos. Mario y su copiloto Goyo anuncian un consumo medio de 4,7 l/100 km, idéntico al homologado por la marca. El ordenador del C4 Cactus de Francisco y Andrés marca 4,8 l/100 km, tan sólo una décima más de consumo medio respecto a los ganadores en 137 kilómetros. Y el de Vicente y Pedro se ha quedado en 5,0 l/100 km, a tan sólo tres décimas de la cifra homologada por la marca. En lo más alto del puerto y tras una subida en gran parte ralentizada por dos vehículos pesados, el consumo más alto que han medido los ordenadores ha sido de 5,3 l/100 km y como dato curioso, el ordenador del C4 Cactus e-HDi 92 con cambio manual pilotado que utilizaron los fotógrafos marcaba en Ávila un consumo medio de 4,7 l/100 km, idéntico al del ganador con gasolina. Claro que ni realizaron, ni fueron buscando la conducción más ahorradora, pero ahí queda el dato.

Está claro que el motor Puretech de gasolina es una clara alternativa a los diésel, ya que combina unas prestaciones equiparables a un modelo de mayor potencia con un consumo comparable al de un modelo movido por gasóleo.

La tecnología: 3 cilindros PureTech

La tecnología de tres cilindros de Citroën recibió el galardón de 'Motor Internacional del Año' en los premios "Engine of the Year 2015" en la categoría de 1 a 1.4l. Y el Citroën C4 Cactus, el Mejor Coche del Año en España, equipa el reconocido como mejor motor con las versiones PureTech 82 y PureTech 110 S&S, con emisiones desde 98 g/km de CO2. La llegada del nuevo motor de 3 cilindros y 1,2 litros turbo de gasolina PureTech representa una auténtica revolución tecnológica.

Sus dimensiones compactas, su peso reducido y sus innovadores materiales de baja fricción son determinantes en la búsqueda de las prestaciones y la economía. El 95 por ciento del par máximo de esta mecánica está disponible entre 1.500 y 3.500 rpm y sus características principales son una Inyeccion directa de alta presión a 200 bares, un turbo de nueva generación de alto rendimiento y un sistema Stop&Start con motor de arranque reforzado. El galardonado motor ofrece una extraordinaria relación entre prestaciones y consumos.

El coche: Citroën C4 Cactus, original y práctico

Desde el minuto uno, el C4 Cactus ha llamado la atención de un cliente que busca diferenciarse del resto sin que para ello tenga que empeñarse hasta las cejas. Detalles originales y hasta exclusivos que convierten a este modelo en una alternativa diferente a los todocamino que crecen como setas pero que no siempre dan con la fórmula acertada. Es el caso de los 'Airbump' de las puertas, un detalle innovador de diseño que a su vez aporta practicidad al preservarse esta parte del coche de los típicos golpes de aparcamiento al abrir las puertas cuando estacionas en batería. El techo de cristal es otra de los detalles que hacen diferente al C4 Cactus. Es fijo, y no cuenta con cortinilla porque está fabricado con cuatro capas de materiales que aíslan del calor y de las radiaciones.

En el interior el C4 Cactus es minimalista y diferente al resto, comenzando por los asientos. El delantero simula un asiento corrido cuando el coche va equipado con cambio automático y dichos asientos ofrecen una estética simpática y una eficacia total sea cual sea la estatura o complexión de los ocupantes. La guantera del acompañante ofrece unos acabados que simulan la tapa de un lujoso baúl lo que ha obligado a situar el airbag del pasajero en el techo, y en general el salpicadero llama la atención por combinar un acabado muy cuidado, unos materiales de calidad y un diseño que rompe con la rutina habitual en otros modelos. Por ejemplo, llama la atención la ausencia de teclas y botones de control que desaparecen del salpicadero al quedar integradas casi todas las funciones en una pantalla táctil de 7 pulgadas de serie en todas las versiones. A esta se une otra tras el volante y entre ambas el conductor puede controlar totalmente el vehículo.

El equipamiento del C4 Cactus con el Puretech de 110 CV es muy completo e incluso opcionalmente puede contar con aparcamiento asistido o llamada de urgencia y asistencia localizada. 

Motor

1.2

Disposición

Del.transversal

Nº de cilindros

3,en línea

Cilindrada (c.c.)

1.199

Potencia máxima/rpm

110/5.500

Par máximo/rpm

20,9/1.500

Tracción

Delantera

Caja de cambios

Man.de 5 vel.

Frenos del./tras.

Disc.vent./Dis.

Neumáticos

205/55R16

Peso(kg)

1.095

Largo/Ancho/Alto(mm)

4.157/1.729/1.480

Volumen maletero (l)

348

Capacidad depósito (l)

50

De0 a 100 km/h (s)

9,3

Velocidad máx. (km/h)

188

Consumo mixto (l/100 km)

4,7

Emisiones CO2 (g/km)

107

Precios desde.... (euros)

18.800

Artículos recomendados