domingo, 4 diciembre 2022

Probamos el nuevo Ford Ranger Raptor. Hasta el fin del mundo

El nuevo Ford Ranger Raptor sigue confirmando que, más allá de un coloso todoterreno en formato pick-up, también es una purasangre por rendimiento y prestaciones. Desarrollado específicamente por Ford Performance, la división deportiva de la marca norteamericana, en su última entrega presume de importantes novedades que consolidarán su rol como modelo más vendido de su segmento en Europa.

Llama poderosamente la atención su estética, con un frontal FORD con todas las letras en la poderosa parrilla escoltada por los nuevos grupos ópticos de led e iluminación matricial. También el interior se remata con más calidad de lo que se suele encontrar en un segmento recreacional, pero tremendamente exclusivo cuando se llama Raptor.

Motor de gasolina V6 con 292 CV

Ahora bien, sus principales mejoras salpican al aspecto técnico. El primero es el motor. Ahora monta un 3.0 V6 biturbo desarrollado, como no, por Ford Performance, que arroja una potencia de 292 CV y un par máximo de 491 Nm. Contempla un sistema ‘anti lag’ similar al que emplean el Focus ST o el mismísimo Ford GT, para que no hay retardos en la entrega de potencia.

Ford Ranger Raptor 1 Motor16
El nuevo Ford Raptor monta un motor de gasolina con 292 CV. En 2023 llegará un diésel con 205 CV.

Esto le permite alcanzar los 180 km/h de velocidad punta o acelerar de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos, unas cifras de mérito cuando nos referimos a un vehículo que mide 5,36 metros y pesa 2.454 kilos con lo puesto.

La gestión de toda esa caballería recae sobre una caja de cambios automática con 10 velocidades y accionamiento secuencial gracias a unas levas que giran solidarias con el volante. Durante el verano de 2023 el Raptor también incorporará una mecánica diésel biturbo de dos litros y 205 CV de potencia.

Escape activo en el nuevo Ford Ranger Raptor

Asociado al motor se estrena un sistema de escape activo controlado electrónicamente y que suena literalmente a la carta. Desde un mando situado en el volante podemos elegir los modos Silencioso, Normal, Sport y Baja. Según incrementamos su deportividad los decibelios se hacen más evidentes, hasta el punto de que si no lo viéramos pasar, al oído pasaría por un deportivo de raza.

Ford Raptor.

El Raptor siempre ha presumido de un chasis excepcional, tanto a la hora de ponerse el mono de trabajo en aptitudes offroad, como por su mayor confort por carretera. La suspensión ha sido clave. Ahora se ha ido un paso más allá al montar unos amortiguadores FOX de 2,5 pulgadas que se adaptan en tiempo real a cada escenario.

De este modo son capaces de sujetar con mayor eficacia la carrocería en curva en asfalto, a la vez que neutralizan todo tipo de baches en pistas y son capaces de absorber y normalizar situaciones tremendamente delicadas, como saltos, con una naturalidad que abruma. No haremos nunca tope, damos fe de ello. Además en la zaga se monta un mecanismo de Watt ideal en situaciones de alta velocidad.

Siete modos de conducción en el Ford Ranger Raptor

Los amortiguadores están directamente vinculados a los modos de conducción del Raptor. Hay para elegir porque son siete las opciones. En asfalto podemos activar los perfiles Normal, Sport y Slippery (superficies deslizantes); en aptitudes offroad añade los modos Rock (rocas), Arena, Barro y Surcos y el nuevo Baja.

Ford Ranger Raptor 27 Motor16
El Ford Raptor contempla hasta siete modos diferentes de conducción.

Este último ajusta los parámetros del motor, el cambio, la calibración del ABS, el control de tracción y el de estabilidad, la dirección y la respuesta del acelerador para obtener el máximo rendimiento en pistas de tierra. Si a eso añadimos el sonido del motor, es como ir de rally. Se puede pasar un gran momento de diversión y volar literalmente porque la electrónica avala su gran comportamiento.

Es una maravilla comprobar en un circuito de tierra como neutraliza baches y surcos, como sale de las curvas perfectamente colocado aunque demos gas a fondo, y como salta y ‘aterriza’ suavemente sin inmutarse. Definitivamente nos hace mejores ‘pilotos’, aunque el mérito es del Raptor.

Digamos que por carretera convence por rendimiento y confort, pero donde lo borda es en pistas. O mejor aún: en situaciones offroad casi críticas. Tuvimos ocasión de afrontar un riguroso trazado lleno de trampas de todo tipo, con zonas tan agresivas y complicadas que, si no es por el asesoramiento de los monitores, en solitario algunos de ellos no los hubiéramos afrontado.

Trail Control para un avance estable

Ford Ranger Raptor 10 Motor16

Para ello sigue contando con la clásica caja reductora, bloqueos de diferencial delantero y trasero y un eficaz sistema denominado Trail Control, que no es otra cosa que un control de crucero enfocado a superar obstáculos a baja velocidad. Una vez seleccionado podemos gestionar la velocidad hasta un máximo de 15 km/h. Cuando lo hacemos nada nos detendrá.


En terrenos complicados, con subidas pronunciadas y rocas, el Raptor actúa como un tanque. Mantiene la velocidad y si el obstáculo lo detiene, se para unos instante, analiza como si por la cámara frontal que muestra el camino fuera capaz de ver, y acelera lo justo para sortear el problema. Y el conductor mientras tanto sólo tiene que sujetar el volante. Así se evitan los temidos acelerones y frenazos que comprometen el avance progresivo offroad. El Trail Control también actúa como un control de descensos cuando es necesario.

Damos fe de que tras dos horas intensas por un recorrido endiablado, pocos fueron los toques en los bajos y muchas las satisfacciones. El motor y la transmisión están protegidos por una plancha de acero de 2,5 centímetros de grueso, pero los 26,5 centímetros de altura al suelo son su mejor arma.

Ford Ranger Raptor 16 Motor16
Extraordinarias las cualidades offroad del nuevo Ford Ranger.

Además ofrece un ángulo de ataque de 32 grados y de salida de 24, los mismos que el ángulo ventral. Y la profundidad de vadeo (única situación que no afrontamos) es de 85 centímetros. Claro que todo lo superado hubiera sido imposible sin el aporte de unos neumáticos BFGoodrich All Terrain 285/70 R17 A/T.

Además, el Raptor puede impulsarse con propulsión trasera, tracción a las cuatro ruedas con una gestión automática del diferencial central, tracción total con bloqueo central o la ya mencionada 4×4 con reductora.

Suspensión y dirección a la carta

Desde el volante, además del sonido del motor, también se puede ajustar la suspensión (Normal, Sport y offroad) y la asistencia de la dirección, con los modos Normal, Confort y Sport.

Si por fuera el Raptor llama la atención, el interior también se remata de una manera tremendamente exclusiva. Los asientos deportivos están inspirados en los cazas de combate, y el volante ofrece un gran tacto y presenta levas solidarias con el movimiento del aro.

Se respira calidad y deportividad, pero lo que más llama la atención en su presentación totalmente digital es la nueva pantalla táctil de 12,4 pulgadas, que cuenta con los últimos avances tecnológicos, como la última versión del sistema multimedia SYNC4. También dispone de conectividad inalámbrica con Apple CarPlay y Android Auto, y contempla un sistema de sonido B&O con 10 altavoces.

Ford Ranger Raptor 23 Motor16
Interior deportivo y rematado en piel. Llama la atención la nueva pantalla táctil de 12,4 pulgadas del salpicadero.

Detrás contempla tres amplias plazas con el mal de siempre en este tipo de vehículos pick-up. La banqueta queda cerca del piso y el respaldo es algo vertical. Este se puede abatir para acceder a elementos como el gato o a herramientas.

Lo demás tiene cabida en la generosa bañera, que tiene 1,56 metros de largo, 1,22 de ancho entre pasos de rueda y casi 53 centímetros de altura. En ella encontramos una toma de corriente de 12V y otra de 220 V. Además, en opción junto a las barras tubulares que se montan detrás de la doble cabina, se ofrece una práctica persiana con regulación eléctrica, gestionada desde el compartimento de carga o desde el habitáculo. Cuesta 2.150 euros.

El Raptor es un vehículo recreacional de bandera. Sus dotes offroad nos permiten llegar literalmente al fin del mundo. Por eso dispone de una amplia gama de accesorios para realizar todo tipo de actividades. Incluso la acampada.

Tienda de campaña en el techo

Esto incluye una nueva tienda de campaña de techo para dos personas desarrollada por ARB. La estructura es de aluminio, el tejido impermeable y se monta o se guarda de manera fácil en apenas unos minutos. Su precio supera los 3.000 euros y se puede conseguir en el concesionario.

Ford Ranger Raptor 28 Motor16

La exclusividad del Ford Raptor se nota también en el precio. Cuesta 68.200 euros, justificados por su avanzada tecnología y generoso equipamiento de serie. Ahí también lo borda: retrovisores termoeléctricos plegables eléctricamente con luz de charco, faros matriciales LED, luces de curva predictivas y nivelación dinámica automática, climatizador bizona, cuadro de mandos digital de 12,4 pulgadas, navegador, asientos calefactables y eléctricos delanteros, cámara de visión trasera, delantera y lateral 360, cargador inalámbrico, pantalla táctil de 12 pulgadas, SYNC 4, sonido premium…

Seguimos con reconocimiento de señales, amortiguadores FOX Live Valve, asistente de precolisión trasero, freno de mano eléctrico, asistente de colisión delantero con detector de peatones en intersecciones, control de crucero adaptativo inteligente, asistente y alerta de cambio de carril, control del ángulo muerto con alerta de tráfico cruzado, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, asistente de aparcamiento Full Automatic, bloqueos de diferencial delantero y trasero, tapicería de piel…