miércoles, 30 noviembre 2022

Estos son los principales puntos negros de las carreteras españolas

En plenas vacaciones de verano, no paramos de escuchar en los informativos esas dos palabras: puntos negros. No es para menos. Según la DGT, en 2019 las cifras de siniestralidad vial dejaron 1.098 muertos en las carreteras, un dato histórico a la baja… pero algo engañoso. Durante los años anteriores hubo un incremento en los indicadores de accidentes de tráfico.

El último informe de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), señala que las carreteras españolas han empeorado, dando lugar a más puntos negros que en años anteriores. Según este informe, el estado de peligrosidad de las calzadas ha aumentado hasta un 0,2%, pasando de 190 a 195 puntos negros en las vías nacionales. Esto lo dice todo.

¿Y el resto dónde se encuentran?

Asturias, País Vasco, Cataluña, Aragón, Extremadura y La Rioja cuentan con el resto de puntos negros. En la primera de las regiones mencionadas hay dos. Uno está en la N-632 a la altura del km 55 que es, por segundo año consecutivo, uno de los puntos negros más peligrosos de España con un índice de peligrosidad 180 veces más superior al de la media. El otro de Asturias lo encontramos en la N-630, un tramo de un poco más de 20 km, entre Campomanes y el Puerto de Pajares.

La AP-68, en Álava tiene otro punto negro. Está ubicado entre Subijana y Morillas. En la N-432, en Badajoz, hay un tramo con más de 10 kilómetros con alto nivel de peligrosidad desde el kilómetro 142 hasta el 153. En la N-260 Gerona, la N-330 Zaragoza y la N-280 La Rioja podemos localizar el resto. Destaca el índice de peligrosidad de este último, 200 veces más que la media nacional.

Regla de la DGT para ayudar en caso de accidente