jueves, 6 octubre 2022

Estos son los principales puntos negros de las carreteras españolas

En plenas vacaciones de verano, no paramos de escuchar en los informativos esas dos palabras: puntos negros. No es para menos. Según la DGT, en 2019 las cifras de siniestralidad vial dejaron 1.098 muertos en las carreteras, un dato histórico a la baja… pero algo engañoso. Durante los años anteriores hubo un incremento en los indicadores de accidentes de tráfico.

El último informe de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), señala que las carreteras españolas han empeorado, dando lugar a más puntos negros que en años anteriores. Según este informe, el estado de peligrosidad de las calzadas ha aumentado hasta un 0,2%, pasando de 190 a 195 puntos negros en las vías nacionales. Esto lo dice todo.

¿Qué es un punto negro en el contexto del tráfico?

Los puntos negros, también denominados tramos de concentración de accidentes (TCA), son emplazamientos en la carretera con un alto nivel de peligrosidad y en ellos se producen numerosos accidentes de tráfico y, por lo general, se trata de carreteras con curvas pronunciadas y tramos con muy baja visibilidad.

La DGT es el organismo competente encargado de determinar los puntos negros de la red de carreteras en España. ¿Cuándo pasa a ser considerado un tramo como punto negro? La respuesta es sencilla. Cuando en una distancia de unos 100 metros tienen lugar 3 o más accidentes mortales durante un año natural. ¿Pero cuáles son esos puntos que hay que tener en cuenta? Los repasamos por comunidad autónoma a continuación.

¿Qué pasa si tenemos un accidente?