La primera unidad de Lamborghini Countach resucita tras 25.000 horas de restauración
Reconstruido por Polo Storico

La primera unidad de Lamborghini Countach resucita tras 25.000 horas de restauración

Lamborghini Polo Storico ha invertido 25.000 horas en reconstruir la primera unidad de Lamborghini Countach, un LP 500 que vio la luz en el Salón de Ginebra de 1971 y quedó destruido por completo tras unas pruebas de choque en 1974.

Álvaro Ruiz

Álvaro Ruiz

5 de Octubre 2021 22:00

Comparte este artículo: 0 0

En 1971, Lamborghini acudió al Salón del Automóvil de Ginebra con un superdeportivo que rompió moldes, el Lamborghini Countach LP 500. Aquella unidad, convertida desde el primer minuto en la gran estrella de la cita suiza, se destruyó en una pruebas de choque en 1974 y sirvió para desarrollar el modelo definitivo, que llegó a las calles ese mismo año y se mantuvo en producción, con diversas actualizaciones, hasta 1990, año en el que dejó paso al Lamborghini Diablo.

Ahora, ese primer Lamborghini Countach ha resucitado de la mano de la divisón de clásicos de Lamborghini, conocida como Lamborghini Polo Storico, y ha sido uno de los grandes reclamos del Concorso d'Eleganza Villa d'Este, al que ha acudido para celebrar su 50 aniversario tras un proceso de restauración que ha requerido 25.000 horas de trabajo.

La reconstrucción de esta unidad histórica se ha llevado a cabo como encargo de un cliente muy especial de la marca, que en 2017 solicitó a la marca italiana restaurar el LP 500 para incorporarlo a su colección de vehículos clásicos. Su nombre no ha sido desvelado, pero gracias a él podemos disfrutar de una fiel reconstrucción de uno de los coches más importantes de la historia, no en vano, sentó las bases de los supercars modernos y es todo un icono en términos de diseño.

Idéntico al Countach LP 500 de 1971

Para la restauración, Lamborghini Polo Storico contó con el apoyo del Lamborghini Centro Stile, que contribuyó a la reacreación de la carrocería con un elevadísimo nivel de detalle, así como con la colaboración de Fondazione Pirelli, que aportó material de su archivo histórico para recrear los neumáticos montados Pirelli Cinturato CN12 montados en el Countach LP 500 presentado en Ginebra. También han sido clave los numerosos documentos gráficos que se guardan del coche, así como los informes de reuniones de la época, dibujos originales y el testimonio de algunas de las personas implicadas en el proyecto hace medio siglo.

El trabajo comenzó com el chasis, completamente distinto al tubular que utilizaría más tarde el Countach de producción. Para su construcción se respetaron los métodos de producción de la época y más tarde se dio forma al interior, recreando fielmente cada detalle. Para los componentes mecánicos se utilizaron respuestos originales o piezas de la época restaurada, aunque también se han tenido que fabricar desde cero ciertos elementos. Obviamente todo esto tiene un precio y está claro que será altísimo, pero el coste del proyecto no ha sido desvelado.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon