Primer contacto con el Volkswagen Tiguan. Sólo queda el nombre
Sesión fotográfica exclusiva

Primer contacto con el Volkswagen Tiguan. Sólo queda el nombre

Este modelo llegará a España en primavera, pero en Motor 16 hemos tenido ocasión de conocerlo a fondo en una intensa presentación estática en Alemania

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

14 de Noviembre 2015 21:49

Comparte este artículo: 5 0

El Volkswagen Tiguan inicia una nueva etapa y abandera, en cierto modo, una potente ofensiva de vehículos de corte SUV en la marca. Lo vimos en el último Salón de Francfort, pero ahora hemos tenido ocasión de conocerlo más fondo en una intensa jornada avalada por algunos de los especialistas que han coloborado en su desarrollo.

Más avanzado, dinámico y amplio, la segunda generación parece conservar el nombre y poco más. Nace desde la sofisticada plataforma modular transversal MQB del Grupo Volkswagen, que se traduce en un ahorro de peso de hasta 80 kilos, además de abrir un mayor mundo de posibilidades a la hora de introducir asistentes tecnológicos de última generación en materia de confort y seguridad.

Más largo, más ancho, más bajo

Estéticamente el nuevo modelo entra mejor por los ojos gracias a un diseño más dinámico que sigue la línea de los últimos estrenos de la marca. También es más grande y habitable debido a que crece 60 milímetros en longitud (hasta los 4,49 metros), 30 milímetros en anchura (1,84 metros), mientras que la distancia entre ejes aumenta otros 77 milímetros. Sólo la altura del conjunto se reduce en 33 milímetros (hasta 1,63 metros).

Accedemos al interior del protagonista, con acabado R-Line, el más equipado y rematado con mayor esmero. La posición al volante es más alta debido a que los asientos se ubican en un plano más elevado, 8 milímetros, para mejorar la visibilidad el entorno. El asiento ergoActive presume de hasta cuatro ajustes lumbares y función masaje, mientras que el cuadro de mandos contempla en opción la pantalla Active Info Display, de 12,3 pulgadas y cinco perfiles de información. Además, estrena un Head-up Display que proyecta la información sobre una lámina escamoteable, así como un climatizador automático que ahora contempla tres zonas.

En la consola central lo más destacado que encontramos es el estreno de un sistema de recarga inalámbrica para el smartphone y el nuevo mando giratorio multifunción que gestiona los modos de conducción en las versiones dotadas con tracción total 4Motion. Toda la gama Tiguan incorpora de serie una pantalla táctil de 5,0 pulgadas a color, así como una generosa oferta en sistemas de infoentretenimiento y conectividad, ésta ya en opción.

Un maletero más amplio

Por su parte, las plazas traseras resultan más holgadas, sobre todo en el espacio disponible para las piernas. La banqueta se divide en tres partes (la central es más estrecha) y cuenta con regulación longitudinal y de inclinación en los respaldos. Además, el maletero crece hasta los 615 litros (145 más que el modelo anterior) y presenta guiños prácticos, como un portón trasero eléctrico que se puede abrir o cerrar, incluso pasando el pie por debajo del paragolpes, gracias a los sistemas Easy Open y Easy Close.

También aprovechamos la ocasión para hacer un repaso a los avanzados sistemas de asistencia que incorpora el nuevo vehículo. De serie, desde el acabado de acceso, monta una frenada automática de emergencia en ciudad, incluida en el sistema precolisión 'Front Assist' , y una alerta de cambio involuntario de carril 'Lane Assist', así como un airbag de rodilla en el lado del conductor o un capó activo. Con los acabados más completos o en la carta de opciones, el Tiguan también dispone de elementos como un detector de fatiga del conductor, un control de velocidad de crucero adaptativo, una alerta de vehículos en el ángulo muerto generado por los retrovisores, un sistema de protección de ocupantes, una vista cenital 360º del vehículo o el denominado Emergency Assist, que detiene el vehículo automáticamente si comprueba que el conductor no reacciona.

Este modelo se comercializará con variantes dotadas con tracción delantera o total 4Motion. Estas últimas elevan la altura respecto al suelo hasta los 200 milímetros, 20 más que los 4x2, y se pueden completar con un paquete exterior off road que mejora considerablemente el ángulo de ataque frontal (de 16º a 24º).

Tecnología off road más completa

Las versiones 4x4 montan un embrague Haldex de quinta generación, más rápido en su funcionamiento. Con el mencionado mando 4Motion Active Control, desde la consola central el conductor puede elegir entre los modos de carretera 'On-road' y 'Snow', o bien el modo 'Off-road', que ajusta de manera automática, o bien desde el menú Individual, los parámetros del vehículo para optimizar el rendimiento fuera del asfalto. Tampoco falta un práctico control de descensos.

Todavía es pronto para adelantar la oferta mecánica que llegará finalmente a nuestro mercado, pero parece razonable pensar que lo hará con tres variantes de gasolina TSI de 125, 150 y 180 caballos, así como cuatro propulsores de clclo turbodiésel, con 115, 150, 190 y 240 CV, el más potente biturbo. Más adelante también podría llegar la versión GTE, un híbrido enchufable de 218 caballos que puede recorrer hasta 50 kilómetros de modo exclusivamente eléctrico.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon