comscore
domingo, 23 junio 2024

Los precios de los coches siguen imparables

La falta de coches nuevos en los concesionarios provocada por la escasez de componentes, los problemas de logística, la inflación… siguen afectando al automóvil y a los precios, que no paran de subir. Y se encarecen tanto los nuevos como los usados.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) de los coches nuevos se mantiene en cifras históricas y en diciembre del año pasado era del 10,4%. Algo similar ocurre con el precio de los automóviles de segunda mano, que también marcan récord, con una subida del 15,7%, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los precios subieron por encima del 10%

Unos índices de récord en los precios que siguen incrementándose y que ya se auguraban el año pasado, cuando el IPC de los automóviles superó la cota del 10,1% en septiembre.

Los precios suben para los coches nuevos y para los usados.
Las ofertas de coches escasean.

La explicación a estos precios disparados hay que buscarla en la reducida oferta en el mercado de vehículos nuevos, que se traslada también al de coches usados, ya que muchos compradores buscan un automóvil de segunda mano para sortear los plazos de entrega de los coches nuevos y solucionar sus problemas de movilidad.

Además, la escasez de vehículos ha provocado que las marcas opten por hacer menos ofertas de su gama o no hacerlas, que podrían bajar el precio, y que algunos fabricantes estén dando prioridad a la producción de coches más caros o que son más rentables al dejar más beneficio.

Por los que respecta a los automóviles nuevos, el encarecimiento fue de seis décimas en el último mes del año 2022 respecto a noviembre, mientras que los precios de los coches usados subieron un 1,2% en la comparativa con el mes anterior.

Suben el precio de las motocicletas, los neumáticos…

En esa misma línea de subida se comportaron otro tipo de vehículos, entre ellos las motocicletas, que anotaron un crecimiento del 5,3% de precios en diciembre respecto al mismo mes del año anterior.

El incremento en los precios afecta también a otros sectores relacionados con el automóvil. Por ejemplo, los neumáticos, que se encarecieron el año pasado un aumento del 12,7%, mientras que en el último mes del año registraron una subida del 0,2%. A su vez se elevaron los precios de las piezas de repuesto para vehículos, un 7,8% a lo largo del año y un 0,3% en el último mes de 2022.

Esta subida también se detecta en los servicios de mantenimiento y reparación de vehículos, cuyos precios crecieron un 5,6% en el último año y registraron un incremento del 0,5% en diciembre de 2022.