domingo, 5 febrero 2023

Este Porsche 911 Turbo es el ‘nueveonce’ con más kilómetros del mundo

Todo entusiasta del mundo de las cuatro ruedas disfruta como un niño pequeño cuando se pone al volante de un deportivo de la talla de este Porsche 911 Turbo de la generación 996. Sin embargo seguro que no ha disfrutado tanto como su afortunado propietario, porque Tom Thalmann ha recorrido con su sensacional ‘nueveonce’ la distancia suficiente como para dar 25 vueltas al ecuador de la tierra o como para recorrer casi tres veces la distancia que separa a la luna de la tierra.

Tanto es así que este Porsche 911 Turbo acumula actualmente en su odómetro un total de 676.000 millas, el equivalente a 1.087.916 kilómetros. Que se dice pronto.

Más de un millón de kilómetros tiene este Porsche 911 Turbo

Porsche 911 Turbo kilómetros. Imagen cuadro.

La compañía de Zuffenhausen es conocida a nivel mundial por ofrecer vehículos con la mayor fiabilidad del mercado. Y el Porsche 911 Turbo se encuentra entre todos ellos, siendo uno de los deportivos con menos problemas mecánicos a lo largo de su vida. Pero también cabe recordar que precisamente la generación 996 del ‘nueveonce’ no es de las más fiables. Y es que seguro que has oído hablar del famoso rodamiento IMS de su corazón bóxer. Ahora bien, todo ello a Thalmann le resulta exagerado, porque el corazón de su Porsche 911 Turbo solo ha salido en una ocasión del vehículo. Y fue para una revisión preventiva.

Cuando lo sacaron del vehículo fue para reparar alguna fuga de aceite que se había detectado por el testigo luminoso del cuadro. Se hizo con la intención de reemplazar el bloque original por otro, cosa que no llegó a ocurrir porque vieron que este motor aún se conservaba en perfectas condiciones. Aún así se aprovechó la ocasión para sustituir algunos componentes y piezas de desgaste para que siguiera funcionando como el primer día.

El motor de este Porsche 911 Turbo se ha sacado una vez

Porsche 911 Turbo kilómetros. Imagen detalle.

“Retiraron el motor en 383.000 millas (616.378 kilómetros) para reparar fugas menores de aceite y reemplazar los dos turbos. Y ya que estábamos decidimos desarmarlo para ver el interior, donde vimos que había dos cojinetes con desperfectos muy ligeros, mientras que el resto del motor estaba impecable. No era lo que esperábamos encontrar, pero nos alegramos cuando lo hicimos. Estos motores están bien construidos y bien diseñados. Cada válvula estaba impecable y cumplía con las especificaciones de fábrica en todas las dimensiones, no podía creerlo”, dijo.

Por si el desorbitado kilometraje de este Porsche 911 Turbo no fuera suficiente, también cabe recordar que hablamos de un vehículo conducido por carreteras en el noreste de Estados Unidos, donde el clima no es conocido por ser el más amable de todo Estados Unidos. Más aún cuando hablamos de vehículos de altas prestaciones.