miércoles, 1 febrero 2023

Porsche 911 Targa. Un icono con 55 años de vida

Con la llegada de este nuevo concepto, la firma germana respondía al incremento de los requisitos de seguridad que se implantaban en el mercado americano para los descapotables y, con ello, consiguió acabar con las voces que pedían la prohibición de este tipo de coches en Estados Unidos. Para escoger su nombre, se tuvieron en cuenta las pistas donde Porsche cosechó grandes éxitos y surgió el de Targa Florio. Durante el verano de 1965, presentó la patente para el concepto Targa y, a partir de otoño de 1966, el modelo complementó al coupé de los 911, 911 S y 912 con un éxito sobresaliente.

El Targa continuó siendo un producto fijo de la gama en la segunda generación del 911, fabricada desde finales de verano de 1973. Además, por primera vez, la carrocería del 911 fue modificada y empezó a incorporar nuevos paragolpes con una especie de fuelle negro en los laterales. Debían ser capaces de absorber impactos a velocidades de hasta 8 km/h sin producir daño en la carrocería.

Aterriza el 911 Type 964

Durante el otoño de 1988, Porsche estrenaba el primer 911 con tracción integral, el 911 Carrera 4 Type 964, que suponía la llegada de la tercera generación del deportivo. Se mantuvo la imagen clásica, pero el 85% de las piezas eran nuevas. Un año más tarde, se ofreció la variante tradicional de dos ruedas motrices, el 911 Carrera 2, y estaba disponible con los tres tipos de carrocería: Coupé, Cabriolet y Targa.

Tras la llegada en 1993 de la cuarta generación del 911, el Type 993, dos años más tarde llegó un concepto Targa de nuevo desarrollo. Con un buen número de mejoras en el motor y el chasis, esta generación llevó la idea Targa por una dirección completamente nueva, sin la clásica barra antivuelco. El nuevo concepto Targa ofrecía el placer de conducir a cielo descubierto sin cambiar la típica línea de techo del 911 coupé.

911 Targa Type 996

1 B1R94Y6gvUH5m Motor16

En 1997 llegaba la quinta generación del 911 con el Carrera Type 996. Con un nuevo diseño, destacaba por incorporar por primera vez motores bóxer de seis cilindros refrigerados por agua. Disponible desde diciembre de 2001, el 911 Targa contaba con un techo de cristal de funcionamiento eléctrico, con una superficie de más de 1,5 metros cuadrados. Fue el primer 911 en llevar un cristal trasero que podía abrirse.

911 Targa 4/4S Type 997

Presentado en 2006, el Targa de sexta generación del 911, el Type 997, tenía el mismo diseño de techo Targa que su predecesor, pero con una cubierta trasera adicional. La utilización de un cristal especial hizo posible reducir el peso en 1,9 kilogramos. Además, pasó a estar disponible solo en las dos variantes de tracción total: el 911 Targa 4 y el Targa 4S.

Regresa la barra antivuelco Targa

La séptima generación del 911 llegó en noviembre 2011 completamente rediseñada. Tras el lanzamiento de las variantes coupé y cabriolet, el 911 Targa se presentó en enero de 2014 con un techo innovador. Tenía la característica barra ancha en la zona de los pilares B, una sección de techo desplazable sobre los asientos delanteros y una ventana trasera envolvente sin pilares C. En esta generación el techo se abría y cerraba al apretar un botón.