jueves, 7 julio 2022

Porsche 911. Ahora lo tienes con cambio manual

Finalmente la firma de Zuffenhausen comienza a vender la octava generación (se conoce como 992) de su icónico 911 en combinación con un cambio manual de 7 velocidades, pues desde que se lanzó al mercado exclusivamente estaba disponible con la sensacional transmisión automática de doble embrague PDK de 8 velocidades.

Los amantes de la conducción en estado puro están de enhorabuena, solo que esta transmisión manual se ofrece (no sabemos si será exclusiva para ellos o se ampliará la familia en el futuro) inicialmente en las versiones Carrera S y Carrera 4S, tanto con carrocería Coupé como Cabriolet. Además hay que tener en cuenta varios factores al elegir este cambio manual, como que suman a su equipamiento de serie el paquete Sport Chrono, que es una opción de 2.715 euros en los equipados con cambio PDK, además de que mantienen el mismo precio en cualquiera de los casos.

Inicialmente para los Carrera S

Y para que te hagas una idea te diré que la familia Carrera S se mueve en una horquilla de precios que van desde los 140.006 euros de un 911 Carrera S Coupé, hasta los 165.255 euros que cuesta un 911 Carrera 4S Cabriolet.

Gracias a incorporar el paquete Sport Chrono, las versiones manuales del 911 añaden un monitor de temperatura para los neumáticos, el sistema Rev-Match que simula un punta-tacón al reducir en los modos Sport y Sport Plus, soportes dinámicos para el motor, cronómetro o el Porsche Torque Vectoring (PTV) de serie con un diferencial trasero con bloqueo mecánico.

Como curiosidad y teniendo como punto de partida un 911 Carrera S, te diré que al elegir el cambio manual también se ahorra peso, pues esta versión se queda en 1.555 kilos, que son 35 kilos menos que con el PDK. También es más eficiente, porque homologa un gasto medio de 10,1 l/100 km en ciclo WLTP por los 10,5 l/100 km del PDK.

Ahora bien, aunque mantienen la misma velocidad punta de 308 km/h, los manuales son algo más lentos a la hora de acelerar, porque demandan 4,2 segundos para pasar de 0 a 100 km/h, mientras que los 200 km/h los alcanza en 13,2 segundos. Y es que con el PDK esos tiempos bajan hasta los 3,7 y 12,4 segundos respectivamente, a los que se arañan dos y tres décimas respectivamente si además de equipar cambio PDK, suma el paquete Sport Chrono.

Pero ahora entra en juego las sensaciones de conducción. Y puede que para algunos, eso no se iguale con unas décimas menos a la hora de acelerar.