Porsche 718 Cayman GT4 RS Clubsport. Salvaje y exclusivo para circuito
Desde 196.000 euros

Porsche 718 Cayman GT4 RS Clubsport. Salvaje y exclusivo para circuito

Porsche mejora la receta del Porsche 718 Cayman GT4 Clubsport y, de la misma manera que la variante de calle, lanza una versión vitaminada con el apellido RS que llega hasta los 500 CV para destrozonar el crono en las pistas de carreras.

Álvaro Ruiz

Álvaro Ruiz

21 de Noviembre 2021 16:00

Comparte este artículo: 0 0

El Porsche 718 Cayman GT4 RS de calle no ha llegado solo y, para dejar claros los orígenes de este bólido de carreras sin matrícula, Porsche ha decidido presentar al mismo tiempo su variante de competición: el Porsche 718 Cayman GT4 RS Clubsport. Como el resto de modelos con el apellido Clubsport de Porsche, este GT4 RS solo puede utilizarse en pistas de carrera, por lo que es un "carreras-cliente" en toda regla, es decir, un coche para circuito que Porsche pone a disposición de sus clientes para rodar en

Está a la venta desde 196.000 euros, impuestos no incluidos, y copia la receta del 718 Cayman GT4 RS, pero tiene ajustes específicos y no se puede matricular. ¿En qué consiste esa puesta a punto? Pues bien, incorpora una suspensión con amortiguadores regulables de dos vías, así como barras estabilizadoras ajuistables de tipo espada delante y detrás. Los clientes también pueden regular la altura, la caída y la convergencia del coche, además de elegir entre tres tipos de muelles distintos para los dos ejes.

Aerodinámica específica y motor de competición

A nivel aerodinámico, cuenta con conductos especiales NACA en el capó que dirigen el flujo de aire hacia los frenos con discos de acero de 380 mm. Además, se distingue de la versión de calle por los aditamentos en aletas delanteras y el labio frontal, los bajos completamente carenados y el alerón trasero fijo de tipo cuello de cisne, que incluye un flap Gurney de 20 mm de largo ajustable.

Por otro lado, es más ligero gracias al uso masivo de material compuesto de fibra natural renovable en múltiples partes de su carrocería. Este material está hecho a base de lino y es una alternativa al material compuesto de fibra de carbono.

Mecánicamente, emplea el mismo motor bóxer de seis cilindros, 4.0 litros y 500 CV que su hermano de calle. Este bloque es idéntico al del 911 GT3 Cup de competición, es capaz de girar a 8.300 vueltas y entrega un par máximo de 465 Nm, ayudado por una transmisión de doble embrague PDK de siete marchas que envía la potencia a las ruedas traseras.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon