Porsche 718 Cayman GT4 Clubsport. Juguete de circuito
A LA VENTA EN FEBRERO

Porsche 718 Cayman GT4 Clubsport. Juguete de circuito

La marca alemana ha desvelado este espectacular modelo de 425 CV enfocado exclusivamente a la competición y que nos avanza las formas del futuro Cayman GT4 de calle que llegará en otoño.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

14 de Enero 2019 21:00

Comparte este artículo: 0 2 0

A la vuelta del verano llegará al mercado la nueva versión del Porsche Cayman GT4, pero si te quieres hacer una idea de cómo será este modelo definitivo, basta con echar un vistazo a nuestro protagonista, la variante Cayman GT4 Clubsport destinada exclusivamente a los circuitos y que acaba de desvelarse.

Este vehículo apuesta por un propulsor de 3.8 litros y seis cilindros boxer que arroja una potencia de 425 caballos y un par máximo de 43,4 mkg. Todo este potencial se gestiona mediante una transmisión automática con doble embrague PDK de seis velocidades y se ha reforzado el volante bimasa, así como toda la gestión electrónica para optimizarla de cara al mundo de la competición.

También se ha reducido considerablemente el peso al contar con elementos específicos en la carrocería, las puertas y el alerón construidos con una fibra natural que se obtiene de productos como el lino o la fibra de cáñamo. Gracias a estas soluciones el peso del vehículo es de sólo 1.320 kilos, aunque en este sentido influye, asimismo, que prescinda de gran parte de los elementos que sí encontraremos en el modelo de calle de cara al confort, la seguridad o el infoentretenimiento. En este caso la variante más racing apuesta por una rígida célula de seguridad y un solo asiento tipo baquet con un cinturón de seis anclajes, además de cumplir con toda la normativa FIA.

Herencia de carreras

En cuanto al bastidor, el Cayman GT4 Clubsport monta una suspensión heredada del 911 GT3 Cup, presume de un diferencial trasero mecánico y refuerza el sistema de frenado con discos de acero de 380 milímetros en las cuatro ruedas.

Según sea nuestro nivel de pilotaje podemos optar por dos variantes. La versión Trackday cuesta 134.000 euros, según revela Carscoops, y está enfocada para pilotos noveles que quieren iniciarse en el mundo de las carreras. Estas unidades presentan amortiguación fija, ABS, aire acondicionado, control de estabilidad, escotilla de rescate y un depósito con 80 litros.

Por encima se ofrece una segunda versión más competitiva, ya con amortiguadores ajustables en tres fases, un repartidor de frenada también ajustable, elevación del vehículo mediante gatos por aire comprido, un sistema automático de extinción de incendios, un volante desmontable de manera más rápida o un depósito ya con 115 litros. Su precio será de 157.000 euros.

Artículos recomendados

Sigue Motor16