sábado, 4 febrero 2023

Pontiac Trans Am Bandit Edition. Apadrinado por Burt Reynolds

General Motors fue rescatada por el Gobierno de Estados Unidos y Pontiac no fabrica vehículos desde el año 2009, por este principal motivo, esta nueva criatura que tienes ante tus ojos no es precisamente una copia moderna del original Pontiac Trans Am Firebird, un deportivo que levantó pasiones cuando fue protagonista junto al actor Burt Reynolds en la película «Los caraduras», que se estrenó hace casi 40 años.

77 ejemplares fabricados por Trans Am Depot

Sin embargo, hay un fabricante independiente, Trans Am Depot, que se encarga de realizar actualizadas copias de los clásicos Pontiac Trans Am, pero empleando la base de los actuales Chevrolet Camaro, que es precisamente el donante para fabricar este deportivo.

1 mJPk64qYNg1c2 Motor16

Para devolver a la vida a aquella leyenda televisiva, inconfundible por su carrocería pintada en color negro y por su fénix dorado en el capó delantero, Trans Am Depot ha modificado drásticamente el mencionado Camaro, al que equipa con nuevos paragolpes, parrilla frontal, pilotos traseros, salidas de escape, capó, llantas de aleación… Y cómo no podía ser de otra manera, lo equipa con un llamativo techo T-Top que se puede desmontar a mano. Curioso es que aunque sólo se vayan a producir 77 ejemplares (77 fue precisamente el año en que apareció el Trans Am Firebird original), ofrezcan diferentes combinaciones de color para su exterior, pero… ¿alquien no lo va a pedir en negro y dorado?

Apadrinado por Burt Reynolds

Todos estos cambios estéticos para adecuarlo al modelo original han sido incluso aprobados por el mismísimo Burt Reynolds, quien apadrina el proyecto de este Pontiac Trans Am Bandit Edition. No sólo eso, sino que también ha dado el visto bueno a la tapicería empleada en su habitáculo, a los nuevos indicadores interiores, las molduras decorativas o incluso los borados que aparecen en sus reposacabezas y salpicadero. Es más, el propio Burt ha plasmado su firma en la consola central para darle un toque aún más auténtico.

Para impulsar esta máquina, Trans Am Depot apuesta por un poderoso propulsor 7.4 V8 dotado de un compresor volumético que es capaz de elevar su potencial hasta nada menos que 840 CV.

Han fijado unos precios de 115.000 dólares para cada unidad de este deportivo y aunque no es un precio bajo, seguro que los 77 ejemplares no tardan en ser adjudicados.