jueves, 1 diciembre 2022

Peugeot. Un siglo triunfando con sus berlinas

Si por algo se caracteriza Peugeot es por su gran variedad de vehículos, algo que le ha llevado a ser una marca clave en los principales segmentos de los mercados europeos. Parte de este éxito, se debe a modelos pioneros que asentaron su presencia en las distintas categorías. Uno de sus modelos más exitosos, el 205, inició la andadura de la marca en los urbanos compactos mientras que, en los últimos años, los Peugeot 2008, 3008 y 5008 han entrado de lleno en la categoría SUV.

Durante una gran parte del siglo XX, la firma francesa se especializó en un tipo de automóvil muy concreto: las berlinas. Después de la Primera Guerra Mundial Peugeot lanzaba su primer automóvil, el Type 156. Con un innovador motor con válvula de camisa, que le hacía llegar a los 90 km/h, estaba disponible en versiones de 4 y 6 plazas. Su sucesor, el Type 174, se convirtió en el vehículo preferido de grandes actores y cantantes.

Los primeros pasos de la Serie 4 de Peugeot los dio el 401, que tan solo se produjo entre 1934 y 1935. Su sucesor, el Peugeot 402 (1935-41), destacaba por su aerodinámica, que se trabajó en ella para reducir el consumo de combustible y conseguir las máximas prestaciones. Disponible en 8 configuraciones de carrocería, se podía optar por un cambio automático de 3 velocidades.

Diez años después de la Segunda Guerra Mundial, llegaba el Peugeot 403, que contaba con una versión familiar y se hizo famoso por ser el automóvil del detective Colombo. Sin embargo, no tuvo una gran aceptación debido a su carrocería tipo pontón. En poco tiempo, la marca desarrolló un modelo totalmente nuevo, el Peugeot 404. Con importantes avances tecnológicos, acabó siendo uno de sus modelos más longevos. Fue uno de los primeros turismos de serie en ofrecer motores de inyección de gasolina y contaba con una versión diésel.

Llegaba la Serie 5

A finales de los años 60, se abría la Serie 5 con el Peugeot 504. Presentado en 1968, su diseño estaba firmado por Pininfarina. Lo más llamativo de este modelo eran sus faros trapezoidales, inspirados en los ojos de Sofía Loren, y la forma de su capó. Además, su excepcional comportamiento en carretera le hizo hacerse con el premio de «Coche del Año en Europa» en 1969.

Por su parte, el Peugeot 505 fue la última gran berlina de la marca que recurrió a la propulsión trasera. Antecesor, el actual 508, se comercializó entre 1979 y 1997. En casi dos décadas superó los 1.300.000 vehículos producidos.

Su sucesor, el Peugeot 405, está inspirado en el 205. Incorporaba novedades como los frenos ABS o un motor turbodiésel 1.9 de 90 CV. Además, contaba con una versión de tracción integral equipada con suspensión hidroneumática.

Las exitosas berlinas de Peugeot entraron en el siglo XXI con el Peugeot 406, un modelo que llegó a protagonizar la saga «Taxi», 3 películas dirigidas por Luc Besson. En la cuarta entrega ya aparecería su sucesor, el Peugeot 407.