Peugeot 508. Nosotros ya lo hemos tocado
A LA VENTA EN SEPTIEMBRE

Peugeot 508. Nosotros ya lo hemos tocado

El nuevo 508 supone una revolución, pues es más compacto que el anterior, tiene carrocería de cinco puertas y apuesta por la deportividad. El interior adopta la última evolución del i-Cockpit y en su gama de motores hay opciones entre 130 y 225 caballos. Y para 2019 se anuncia un híbrido enchufable.

Pedro Martín

Pedro Martín

22 de Febrero 2018 13:04

Comparte este artículo: 369 5

Conserva el nombre del modelo anterior, pero pocas similitudes más existen entre el 508 actual, presentado en 2010, y el 508 que Peugeot acaba de desvelar, que será presentado oficialmente a principios de marzo durante el Salón de Ginebra y no llegará a los concesionarios hasta septiembre, procedente de la planta francesa de Mulhouse encargada de su fabricación.

Nosotros pudimos verlo ya en vivo el pasado mes de noviembre en París. Y ya el primer vistazo permite descubrir una estética innovadora, tanto por el frontal, bastante agresivo, como por el perfil, de línea claramente coupé. Sin embargo, para Pierre-Paul Mattei, responsable del diseño del coche, la parte trasera fue la que más tiempo requirió, porque se buscaba conjugar un aspecto muy dinámico con la funcionalidad que otorga el portón. En cuanto a las dimensiones, frente a los 4,83 metros del modelo actual la longitud se recorta 8 centímetros, hasta los 4,75 metros que mide ahora, mientras que la distancia entre ejes también se reduce 2,4 centímetros. Pero, en proporción, la cota que más se reduce es la altura, 6 centímetros menor y que ahora queda en 1,40 metros. Por el contrario, la anchura es de 1,84 metros, 2 centímetros mayor que antes.

Una línea muy aerodinámica

Esta contención del tamaño se traduce, por ejemplo, en una mejor maniobrabilidad, pues el diámetro de giro queda en 10,8 metros, que es un metro y medio menos que antes. En cuanto a amplitud, nuestro primer contacto con el coche hace unos meses en París nos permitió descubrir que tanto el espacio para las piernas detrás como la anchura están a un bien nivel, y sólo la altura al techo en la segunda fila se nos antoja un poco justa para los ocupantes de talla nórdica. El maletero tampoco bate records, y Peugeot habla de un volumen equivalente a 487 litros de agua, pero desconocemos aún la homologación según la norma VDA. En cualquier caso, se compensa con la ganancia en versatilidad, pues el portón, que puede ser de apertura eléctrica y accionado mediante el movimiento del pie, facilita mucho las operaciones de estiba y al reclinar el respaldo, divisible por secciones asimétricas, la capacidad (de agua también) alcanza los 1.537 litros.

El i-Cockpit, una de las grandes innovaciones de Peugeot, ofrece aquí una nueva actualización. El i-Cockpit, una de las grandes innovaciones de Peugeot, ofrece aquí una nueva actualización.

Siguiendo con la carrocería, destaca el excelente índice aerodinámico Cx de 0,26. Y como Peugeot recurre a la moderna plataforma EMP2 (común a los nuevos 308, 3008 y 5008), el coche resulta bastante ligero: 1.415 kilos en la versión más liviana de la gama, pues la marca francesa habla de un ahorro medio de 70 kilos al que ayuda, por ejemplo, el uso de aluminio en capó y aletas delanteras, el portón de material plástico o la utilización de 24 metros de adhesivo estructural para dar rigidez a la carrocería sin aumentar el peso. Otra particularidad del nuevo 508 radica en sus cuatro puertas laterales, que carecen de marcos en sus ventanas, lo que mete directamente a la berlina francesa en el grupo más dinámico del segmento D, con rivales como el Audi A5 Sportback o el Volkswagen Arteon.

Estrena la evolución del i-Cockpit

Hay más detalles interesantes en la parte que se ve, como las ópticas Full LED tanto delante como detrás, la gran variedad de llantas de aleación (ocho diferentes, con medidas entre 16 y 19 pulgadas) o, ya en el interior, la última evolución del puesto de conducción i-Cockpit, que respeta prácticamente al milímetro las propuestas presentadas hace años en el prototipo Exalt. Este nuevo i-Cockpit se caracteriza también por su volante de pequeño tamaño, la instrumentación digital configurable (y muy elevada, a modo de Head-Up Display) sobre una pantalla de 12,3 pulgadas y, presidiendo el salpicadero, la pantalla central táctil capacitiva, que es de 8 pulgadas en las versiones de acceso Active y de 10 pulgadas en Allure, GT-Line o GT. Un detalle diferenciador en este nuevo tablero de instrumentos es la consola central con siete teclas tipo piano, y que dan acceso directo a funciones como climatización, radio, navegación, ajustes del vehículo, teléfono...

Peugeot presume de unos asientos completamente nuevos, aprobados por los expertos de la organización alemana AGR y que además de contar con diversos reglajes eléctricos pueden tener función masaje, ajustable en cinco programas distintos. Por el habitáculo se han repartido espacios para guardar objetos que suman 32 litros, así como numerosas tomas de corriente y USB, y los amantes del buen sonido optarán a un equipo Focal ideado específicamente para el 508.

El portón trasero permite una gran versatilidad para acceder al maletero, que ofrece 487 litros de capacidad, aunque medido en litros de agua. El portón trasero permite una gran versatilidad para acceder al maletero, que ofrece 487 litros de capacidad, aunque medido en litros de agua.

Asimismo, la nueva berlina deportiva de Peugeot incorpora un selector de modos de conducción que permite al conductor elegir rápidamente el programa que prefiera: Eco, Sport, Comfort y Normal. Dirección, respuesta del motor o leyes de cambio de la transmisión dependerán de nuestra elección, e incluso la firmeza de la amortiguación en las versiones dotadas de suspensión electrónica: las de acabado GT y todas las equipadas con motor de gasolina, mientras que será opcional en los 508 diésel.

La parte mecánica también encierra gratas sorpresas, empezando por la utilización de la moderna transmisión automática EAT8 de ocho velocidades, con levas de uso manual en el volante, o una suspensión trasera multibrazo rediseñada. También la dirección asistida eléctrica introduce una calibración específica para optimizar el compromiso entre confort y eficacia.

Cinco motores, para empezar

En cuanto a motores, la gama inicial dispondrá de dos alternativas PureTech 1.6 de gasolina, en ambos casos asociados a la caja EAT8: el primero, de 180 caballos, le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos y anuncia un gasto de 5,4 l/100 km, mientras que el segundo, de 225 CV, soluciona el paso de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos y gasta, de media, 5,6 litros. Aún más frugales son los diésel, de los que el 508 ofrece tres propulsores BlueHDi: el 1.5 de 130 CV, que puede combinarse con el cambio manual de seis marchas y la caja EAT8 (3,8 l/100 km en el primero y 3,7 en el segundo); el 2.0 de 160 CV, que gasta 4,5 l/100 km de media; y el 2.0 de 180 CV, con 4,7 l/100 km homologados. En estos dos últimos casos, con la transmisión EAT8 como única alternativa.

Por último, Peugeot echa el resto en cuestión de seguridad y tecnología, pues en el equipamiento del nuevo 508 figura el control de crucero adaptativo con función Stop&Go, el asistente de mantenimiento en el carril, el detector de fatiga, la activación automática de luces de cruce y carretera, el reconocimiento de límites de velocidad, señales de Stop y dirección prohibida, la alerta de distancia con frenada automática de seguridad y detección de peatones, el control perimétrico Visiopark 2 con cámaras de 360 grados, la última generación del asistente de aparcamiento Full Park Assist (ligado a las versiones EAT8) e, incluso, el sistema de visión nocturna, toda una novedad en el segmento y que gracias a su cámara de infrarrojos es capaz de ver en la noche, o en condiciones de baja visibilidad, hasta unos 200 ó 250 metros por delante del coche.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon