Peugeot 308 y 508 GT Line. Con un toque de deportividad
DESDE 23.150 Y 30.020 EUROS

Peugeot 308 y 508 GT Line. Con un toque de deportividad

Peugeot ofrece ahora un nuevo acabado para sus 308 y 508, también con carrocería familiar. Los nuevos GT Line incrementan la deportividad de ambos modelos sin tener que recurrir a los propulsores más potentes.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

6 de Febrero 2015 08:31

Comparte este artículo: 0 0

Hace unos días, Peugeot lanzaba sus nuevos Peugeot 308 GT, los cuales, además de tener un look mucho más deportivo, estrenaban unos propulsores potentes y con un elevado nivel de prestaciones.

Por debajo de los GT

Sin embargo siempre hay alguien que quiere tener un coche con semejante imagen, pero con una mecánica más "convencional" y con propulsores no tan prestacionales. Es por ello que muchas marcas se animan a lanzar paquetes estéticos como puede ser el caso de Audi con sus S line, BMW con las líneas Sport o M... Ahora es el turno de Peugeot, que aprovechando el lanzamiento de los mencionados 308 GT, presenta las versiones GT Line, las cuales toman como base el nivel de equipamiento Allure y están disponibles para los Peugeot 308 y 508 tanto con carrocería "normal", como para las versiones familiares SW.

Detalles estéticos

Tanto los nuevos Peugeot 308 GT Line, como los Peugeot 508 GT Line estrenan una parrilla frontal de nuevo diseño, la cual integra ahora el león de la marca. También lucen en su exterior los logos GT Line, al mismo tiempo que aparecen unas llantas exclusivas en 17 pulgadas para los 308 y de 18 pulgadas en el caso de los 508 (opcionalmente el 308 GT Line también podrá tener llantas de 18 pulgadas). Suman unos nuevos embellecedores para los escapes y por último, los faros delanteros adquieren la tecnología Full LED, pero también los faros antiniebla y los intermitentes, que en estos GT Line pasan a ser del tipo dinámico. Si nos decantamos por los Peugeot 508 SW GT Line, éstos añaden elementos como los cristales traseros sobretintados y el techo panorámico de serie.

Esto en lo que se refiere al exterior de estos nuevos GT Line, pues en el habitáculo, ambos modelos adquieren un tapizado exclusivo con pespuntes en color rojo, volantes y pedales deportivos... La pantalla central táctil de ambos modelos suma el tema "Red Line", los montantes interiores y el techo se tapizan en color antracita y en el caso de los 308, se puede equipar de forma opcional con el Driver Sport Pack. Al activar este modo varía la asistencia de la dirección, la gestión del cambio en las versiones automáticas, el mapa motor, aparecen medidores de fuerzas G y telemetría en su pantalla central, además de que varía el sonido que proviene del propulsor.

1.2 PureTech y 2.0 BlueHDI para los 308

Los Peugeot 308 GT sólo se ofrecen con los motores 1.6 THP de 205 CV en el caso de gasolina, y con el 2.0 BlueHDI de 180 CV y cambio automático si lo queremos diésel. Es por ello que estos GT Line se ofrece a mecánicas no tan prestacionales, a las que muchos de sus clientes no le sacarán todo el partido que pueden ofrecer. Así, los Peugeot 308 GT Line se encuentran disponibles con el eficiente 2.0 BlueHDI, pero con 150 CV y cambio manual, una versión que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos, alcanza los 213 km/h y firma un consumo medio de 4,0 l/100 km. Por su parte, si queremos un 308 GT Line de gasolina, nos tenemos que quedar con el 1.2 PureTech de 130 CV, pero en este caso, combinado a una transmisión automática de 6 velocidades y con levas en el volante. Esta versión alcanza una velocidad máxima de 200 km/h, acelera de 0 a 100 km/h en 9,8 segundos y su consumo medio es de sólo 5,1 l/100 km con unas emisiones de 119 g/km de CO2.

Tres propulsores para los 508

En el caso del Peugeot 508, decir que la versión GT sólo se combina con el motor 2.0 BlueHDI de 180 CV, por lo que estos GT Line se sitúan por debajo en lo que a propulsores se refiere. Así, en gasolina lo podemos adquirir con el 1.6 THP de 165 CV, una mecánica que también se combina de forma exclusiva con el cambio automático de 6 velocidades, con el que alcanza una velocidad máxima de 210 km/h, acelera de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos y firma un consumo de 5,8 l/100 km. Si lo preferimos diésel, los 508 GT Line están disponibles con el "sencillo" 1.6 e-HDI de 115 CV y también con el 2.0 BlueHDI de 150 CV (aquí tienes la prueba de un 508 BlueHDI 150 CV). Ambos homologan un consumo medio de 4,2 l/100 km, pero el más potente acelera de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos, mientras que el 1.6 e-HDI necesita 12,4 segundos. En cuanto a su velocidad punta son de 210 y 200 km/h respectivamente.

Sin tener en cuenta ningún tipo de descuento, ni Plan PIVE, los Peugeot 308 GT Line arrancan en 23.150 euros, mientras que los 508 GT Line lo hacen en 30.020 euros.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon