Peugeot 308 RC Z Concept. Los sueños se hacen realidad
UN DISEÑO ÚNICO

Peugeot 308 RC Z Concept. Los sueños se hacen realidad

El Peugeot RCZ, un coupé que se fabricó entre 2010 y 2015, fue una copia perfecta del Concept 308 RC Z, que se presentó en 2007.

Pablo García

7 de Octubre 2020 16:00

Comparte este artículo: 0 0

La producción de concept-cars siempre ha sido un pilar fundamental en la estrategia de la firma gala, vehículos que dan una visión del futuro enseñando nuevas líneas de diseño y lo último en tecnología. Uno de ellos fue el Concept 308 RC Z, que se presento en 2007, para que más tarde, en 2010, llegara a los concesionarios de Peugeot sin apenas modificaciones.

Tomando la base del Peugeot 308 de 5 puertas, el Concept 308 RC Z llegó con un diseño que no dejó indiferente a nadie. Este gran atractivo se debió en parte al doble abombamiento del techo que continuaba en la luneta trasera, pero también destacaba su parte trasera, muy corta y con unos grupos ópticos que parecían diseñados sobre el arco del paso de rueda. Su frontal le daba una sensación de anchura gracias a un capó muy bajo y a sus estilizaos grupos ópticos.

Con una configuración de coupé 2+2, los ingenieros de Peugeot trabajaron en la reducción de su peso, incorporando numerosos elementos ligeros, como el aluminio en los dos arcos que dibujaban las cúpula del habitáculo y daban estructura a la línea exterior, el policarbonato en la luneta posterior, y la fibra de carbono en diferentes partes de la carrocería. Las medidas de este Concept 308 RC Z eran de 4.276 de largo, 1.840 mm de ancho y 1.320 mm de alto, unas proporciones de le daban un aspecto dinámico.

Una de las diferencias más importantes entre el concept y la versión de serie fue que esta última incorporó un alerón trasero que se activaba eléctricamente en dos niveles de inclinación al alcanzar una determinada velocidad (85 y 155 km/h), y que también se podía activar con un botón.

En cuanto a su mecánica, montaba un motor de gasolina THP de 1,6 litros con una potencia máxima de 218 CV y un par máximo de 300 Nm. Con un cambio de 6 marchas de nuevo desarrollo, conseguía pasar de 0 a 100 km/h en tan solo 7 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 235 km/h.

Entró en producción la versión de serie

Con el nombre de RCZ, llegó al mercado en 2010 con dos motores de gasolina y uno diésel, con potencias de 156, 200 y 163 CV respectivamente. Tres años más tarde sufrió una pequeña actualización, con novedades en el frontal, con unos faros rediseñados y una parrilla vertical. A finales de ese año se estrenó el increíble RCZ "R", una potente versión que alcanzaba los 272 CV.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon