Peugeot 2008. Ahora es más SUV
Bajo la lupa

Peugeot 2008. Ahora es más SUV

Lanzado en 2013, el Peugeot 2008 protagonizó un éxito materializado en su presencia sólida en el podio de su categoría en Europa y en las 585.000 unidades producidas. Ahora llega la segunda generación, con una imagen SUV más robusta, nuevas tecnologías y el dinámico acabado GT Line.

Pedro Martín

Pedro Martín

30 de Abril 2017 13:40

Comparte este artículo: 55 0

Peugeot acaba de vestir su 2008 con un diseño SUV más poderoso que incrementa su ya fuerte personalidad. Se consigue con los nuevos pasos de rueda, una calandra más vertical y los paragolpes más envolventes, asociados a señas de identidad bien conocidas del modelo francés, como el techo ondulado, las barras de techo, el generoso alerón posterior o un portón que desciende hasta el umbral de carga, a sólo 60 centímetros del suelo, lo que hace más cómoda la estiba de un maletero muy amplio, con 410 litros que podemos ampliar ahasta 1.400 litros abatiendo el respaldo posterior, divisible en secciones 60:40. Basta con pulsar el mando situado en la parte alta del respaldo para que éste bascule y se oculte. La zona de carga cuenta con ganchos para asegurar objetos y tiene dos compartimentos laterales: uno con una cincha de amarre y otro con una red de sujeción. Además, el suelo del maletero oculta un espacio complementario de 22 litros.

Y los pasajeros disponen también de numerosos espacios para colocar sus cosas: guantera, bandeja, portalatas, huecos en la consola, bolsillos en los respaldos de los asientos... En total, otros 24 litros para almacenamiento.

El nuevo Peugeot 2008 estrena el color Rojo Ultimate, lanzado en el 308 GTi, y el Emeral Crystal, de modo que puede elegirse entre 9 tonos de carrocería, de los que 5 son metalizados. Además, a los acabados Access, Active y Allure suma ahora el GT Line como tope de gama, con un interior elegante y deportivo a la vez que combina el rojo y el negro, y un equipamiento exclusivo: llantas Eridan de 17 pulgadas en color negro brillante, elementos negros para sustituir a los cromados de serie en el resto de versiones, parrilla específica con el nombre de la marca en letras rojas, logos 'GT Line' en portón y aletas delanteras, y paragolpes trasero de acero inoxidable con decoración deportiva.

La imagen 'racing' del 2008 GT Line se extiende al interior, pues al abrir las puertas nos reciben los umbrales de acero inoxidables con la inscripción 'Peugeot', los pedales de aluminio y las alfombrillas con bordes rojos. El Head-up Display está iluminado por un cerco de LED rojos -azules en el resto de 2008-, y ese color rojo aparece también en los pespuntes de los asientos y de los cinturones, los apoyabrazos de las puertas, el pomo del cambio, la empuñadura del freno de mano y el volante, forrado en cuero plena flor.

Serie Especial Peugeot 2008 GT Line by Carlos SainzSerie Especial Peugeot 2008 GT Line by Carlos Sainz

Serie Especial Peugeot 2008 GT Line by Carlos Sainz. Todo un deportista

La dilatada trayectoria deportiva de Carlos Sainz tiene ya reflejo en la gama Peugeot, porque la marca ha lanzado, exclusivamente para España, una serie limitada a 150 unidades numeradas del Peugeot 2008, el modelo que inspira al coche ganador del Dakar que próximamente participará en la Baja Aragón. El 2008 GT Line by Carlos Sainz asocia el motor de gasolina 1.2 PureTech de 130 CV con el cambio manual de 6 velocidades y el sistema de tracción adaptado Grip Control, y añade elementos exclusivos al nivel GT Line, tope de gama del 2008, como techo solar, llantas de 17 pulgadas Full Black -de gran contraste con el tono de carrocería blanco nacarado elegido para esta serie-, alerón posterior de diseño específico o cristales tintados traseros. En el interior, que combina el rojo y el negro, destaca la pantalla táctil de 7 pulgadas con navegador y tecnología Mirror Screen. Incluyendo Plan Pive 8 y oferta de financiación PSA, está disponible por 20.000 euros.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados