sábado, 3 diciembre 2022

La pareja perfecta. Mujer al volante y hombre a la derecha

La influencia del copiloto en la seguridad del tráfico centra el último estudio de la Fundación Linea Directa, que por primera vez en España analiza el copiloto con independencia del resto de los ocupantes. Una figura que, según Francisco Valencia, «evita, de forma real, cientos de muertes en carretera cada año», lo que ha llevado a la fundación que dirige a destacar el importante papel que el acompañante juega en la seguridad vial, animando a todos los copilotos «a que se involucren de forma activa y responsable en la conducción», puntualiza Valencia.

Fuera tópicos

Contra los tópicos estandarizados, la mujer al volante y el hombre sentado a la derecha es la pareja que menos peligro entraña, al registrar una siniestralidad seis veces inferior a conductor y copiloto hombres, la combinación «más letal», según Linea Directa. Sobre el dúo más común en España, hombre a la izquierda y mujer a la derecha, el riesgo dobla el del dueto mujer/hombre.

Presencia positiva

Con independencia del genero del ocupante de cada una de las plazas delanteras, la presencia de un copiloto se valora como muy positiva, pues el riesgo se reduce notablemente, como indica el hecho de que la accidentalidad en coches con copiloto es hasta un 35 por ciento menor que en los que llevan un único ocupante. Claro que en caso de accidente la peor parte se la lleva el que va sentado a la derecha, con el 17% más de posibilidades de morir y el 37% más de sufrir lesiones graves que el conductor.

Copiloto perfecto

Varon de entre 60 y 95 años, con una conducta activa en el coche, que no distrae y está pendiente de la señalización, animando cumplir las normas, es el perfil del copiloto perfecto. En el extremo opuesta se sitúa también un varón, pero de entre 18 y 29 años, que no colabora en la conducción, no para de hablar y no deja de criticar al que va al volante. Cuando se lleva copiloto, el tipo de accidentes más habitual es el alcance trasero, seguido de la colisión fronto-lateral y en cadena.

Sin cinturón

Fracturas faciales, torácicas y pélvicas, las lesiones intratorácicas, el traumatismo craneo-encefálico y las fracturas de vértebras y medula son las lesiones mas comunes cuando se lleva puesto el cinturón, algo que medio millón de conductores confiesa no exigir, cuando es un elemento fundamental para que la gravedad de las lesiones no se multiplique exponencialmente hasta, incluso, provocar la muerte.

Buena base de datos

Para elaborar ese informe, Linea Directa ha contado con los más de 255.000 accidentes con víctimas, que se produjeron entre 2011 y 2013, analizados por Centro Zaragoza, el Instituto de Investigación de vehículos. Una amplia base de datos completada con la opinión de un gran número de conductores y acompañantes .