lunes, 4 julio 2022

El Opel Insignia ha muerto en Reino Unido

El éxito que los SUV han alcanzado en Europa no para de cobrarse víctimas entre las clásicas berlinas. El último en decirnos adiós ha sido el Opel Insignia. Sin embargo, si quieres uno aquí todavía tienes la oportunidad de adquirirlo.

Y es que en realidad ha muerto el Vauxhall Insignia y no el Opel Insignia. Tanto que este último continuará fabricándose para Europa y otros mercados, al menos durante unos años hasta que llegue un sucesor… que no será directo. Y es que se habla de que el Insignia será reemplazado por un SUV mayor que el Grandland y totalmente eléctrico.

El Opel Insignia será reemplazado por un SUV eléctrico y ‘Made in Italy’

Tanto es así que ese reemplazo indirecto aterrizará en los concesionarios en el año 2024 o 2025. Lo hará en formato SUV y con mecánicas totalmente eléctricas. Y por si no fuera suficiente, la integración de Opel dentro del Grupo Stellantis permitirá que este nuevo modelo nazca sobre una arquitectura del grupo en Italia. Cuanto menos curioso.

Vauxhall anuncia en su comunicado oficial que el Insignia pasa a la historia debido a las tendencias del mercado del Reino Unido. Esto se traduce en la ferviente moda SUV, a lo que se suma el enfoque de la compañía por la electrificación. Y recuerda que el Insignia no ofrece ninguna mecánica con esta tecnología, restando protagonismo al plan que tienen escrito para el año 2028, donde todos los Opel serán 100% eléctricos.

A pesar de que la compañía ha borrado de su configurador y ha dejado de aceptar pedidos de su Vauxhall Insignia, su producción está asegurada hasta otoño de 2022. Todo con el fin de satisfacer los pedidos en firme a día de hoy.

Esta generación se lanzó al mercado en el año 2016

La actual generación del Opel Insignia fue presentada allá por el año 2016, siendo debidamente actualizada en 2019. A día de hoy se trata del único modelo de la compañía que aún se vende y que fue desarrollado antes de la fusión de Opel con el Grupo PSA. Y es que para que lo tengas en cuenta, sobre la base del Opel Insignia se han fabricado los Holden Commodore y los Buick Regal para Australia y Estados Unidos respectivamente. Y ambos ya han dejado de ofrecerse en dichos mercados.

Si viajamos hasta nuestras fronteras y brujuleamos en la página Web de Opel nos encontramos que aquí aún siguen ofreciendo este Opel Insignia. Pero con una gama bastante escueta. Tanto que para comenzar, solo ofrecen la carrocería Grand Sport, pues el familiar Grand Sport ya no está a la venta. Por si no fuera suficiente, su gama de acabados se limita a los denominados Business Elegance y GS Line+. Y para rematar la jugada, bajo su capó ya solo se esconde un 2.0 Diésel de 174 CV de potencia, combinado con un cambio manual o una alternativa automática.

El Opel Insignia aún se ofrece aquí con cuatro versiones

Además, su precio de partida es de 36.917 euros. Eso vienen a ser unos 3.000 euros menos de lo que cuesta un Opel Grandland con mecánica híbrida enchufable, 225 CV y etiqueta ‘0 emisiones’. Y a eso además le puedes añadir los descuentos por el Plan MOVES III.

Este Vauxhall Insignia no es la única berlina tradicional que nos dice adiós en los últimos tiempos. Como sabrás, el Ford Mondeo ya es historia en Europa tras más de 30 años de vida. Lo mismo ocurrió hace tiempo con el Honda Accord o el Toyota Avensis, mientras que parece ser que la carrocería de cuatro puertas del Volkswagen Passat correrá la misma fortuna. Y no descartes alguna baja más en cuestión de tiempo.