Opel Insignia 1.6 CDTI. Nuevas sensaciones
136 CABALLOS

Opel Insignia 1.6 CDTI. Nuevas sensaciones

Probamos la versión con mayor protagonismo a nivel de ventas, el eficiente diésel de 136 CV sobre un chasis que ahora resulta mucho más dinámico.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

30 de Diciembre 2018 21:00

Comparte este artículo: 0 2 0

El Opel Insignia Grand Sport destaca por características que elevan su dinamismo: una imagen más deportiva, su nueva plataforma -que permite aligerar el peso 175 kilos-, su mayor habitabilidad en un interior más 'limpio' y sin tantos mandos, su amplia gama de motorizaciones -destacando el nuevo 1.5 Turbo de gasolina, con 140 y 165 CV-, el estreno de una caja automática de ocho relaciones y un equipamiento tecnológico sumamente avanzado.

Pero además de dinamismo, el Insignia ofrece economía de uso. Hemos apostado por probar la versión que protagonizará la mayoría de las ventas en España: el propulsor 1.6 diésel de 136 CV, con un cambio manual optimizado frente a la fricción. Se trata de un motor realmente suave en su funcionamiento, bien aislado del habitáculo y más que voluntarioso en su rendimiento.

Un consumo muy contenido

Recupera con ganas desde 1.800 rpm, aunque no es una referencia en este sentido, lastrado en parte por unos desarrollos que miran más hacia el ahorro que hacia las prestaciones. En autopista se puede estabilizar el consumo medio en 5,6 litros, y en carretera, forzando el ritmo -apura hasta las 5.000 rpm-, coquetea con los 7 litros de media real.

Ahora es más ágil en curva, y nos ha gustado el tacto de la dirección y del cambio. Casi tanto como un equipamiento de serie que, con el acabado de acceso Selective, contempla el completo sistema de seguridad Opel Eye, que incluye alertas de colisión frontal y de cambio de carril, una frenada autónoma hasta 40 km/h que reconoce peatones o un lector de señales de tráfico.

Artículos recomendados

Sigue Motor16