Opel Corsa GSi. Reactivación
AL VOLANTE

Opel Corsa GSi. Reactivación

Con el Insignia GSi lanzado hace unos meses, Opel recuperaba una denominación mítica que ahora se aplica también al Corsa, lo que da lugar al quinto Corsa GSi de la historia. Tiene 150 caballos y caja manual, un chasis optimizado, una imagen impactante y un precio real de derribo.

Pedro Martín

Pedro Martín

24 de Noviembre 2018 21:00

Comparte este artículo: 35 7

En el momento de escribir estas líneas, el nuevo Corsa GSi podía salirnos por sólo 14.400 euros incluyendo las campañas de lanzamiento, los 1.000 euros de descuento adicional por financiación y el Pack GSi 1, que añade al equipo de serie la cámara de visión trasera y los faros bi-xenón adaptativos con luces LED diurnas. Precio válido para septiembre -más adelante, quién sabe- que resulta atrayente porque a cambio nos llevamos un pequeño deportivo de buenas prestaciones e imagen bastante agresiva. Porque a partir de la carrocería de tres puertas -lástima que no haya un GSi de cinco puertas, e incluso un GSi automático- se ha creado un coche cuya presencia impone: grandes entradas de aire, capó esculpido, alerón trasero generoso, taloneras laterales, parrilla frontal de panal de abeja, espejos exteriores en imitación de fibra de carbono, salida de escape cromada, pinzas de freno rojas o unas llantas de 17 pulgadas que podemos sustituir, en opción, por unas de una medida mayor, ligadas a neumáticos deportivos 215/40 R18.Y aunque el interior no se ha personalizado tanto, también hay volante específico y palanca de cambio forrados en cuero, pedales de aluminio o unos asientos más deportivos; aunque tras probar los Recaro opcionales -aún no se conoce el precio-, sería un extra que pagaríamos gustosos.

Con 150 CV

La casa alemana dota al nuevo Corsa GSi del conocido -y revisado- motor de gasolina 1.4 Turbo, con 150 CV al tranquilo régimen de 5.000 rpm y un par máximo de 22,4 mkg, que no es de récord -25,5 tiene el 1.5 TSI del Seat Ibiza- pero es constante entre 3.000 y 4.500 vueltas. Aunque por debajo de esa cota apenas hay empuje entre el ralentí y las 2.000 rpm, y escasea el brío entre 2.000 y 3.000 rpm, de manera que conviene jugar con el cambio para buscar el margen más eficaz.

Al respecto, la caja de seis marchas ha sido optimizada en cuanto a manejo y desarrollos, pero unos recorridos de palanca más cortos se agradecerían cuando practicamos una conducción dinámica, a la que se presta este nuevo GSi por su estupendo comportamiento -equipa chasis OPC, con tarados más firmes y tren trasero reelaborado-, consistente frenada -discos ventilados de 308 milímetros en las ruedas delanteras- y correcta dirección. Y aunque en las retorcidas carreteras alsacianas donde lo probamos nos encantó la pisada del coche con las gomas opcionales, nos gustaría probar un día el Corsa GSi con los 215/45 R17 de serie, que creemos suficientes y preservarán aún mejor el confort sobre mal asfalto.

Estamos ante un utilitario de imagen exclusiva y bastante rápido; pero debe quedar claro que no es una bala, y que se queda lejos del 'top' del segmento, donde rondan los 200 CV de potencia: Ford Fiesta ST, Peugeot 208 GTi, Renault Clio Sport R.S., Volkswagen Polo GTI... Anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos, que está bien pero no te hace perder el conocimiento, y la nueva versión parece cuadrar más con clientes que buscan un coche ágil, de estética personal y conducción con buenas sensaciones, pero que no necesitan prestaciones 'de rallye' ni quieren invertir demasiado dinero.

En cuanto al consumo, los 6,0 l/100 km de media homologados se nos antojan algo elevados -4,7 anuncia el Ibiza 1.5 TSI de 150 CV y 4,9 el Ford Fiesta 1.0 EcoBoost de 140-, aunque el completo equipo de serie y el moderado precio de las opciones ayudan a convertirlo en una buena compra.

En 1988, el Corsa A recibió la primera versión GSi, de 100 CV. Y el Corsa B tuvo variante GSi 16V, de 109 CV  El Corsa C contó con una versión GSi de 125 CV; y en 2007 llegó el GSi de 150 CV, ya con turbo, del Corsa D.En 1988, el Corsa A recibió la primera versión GSi, de 100 CV. Y el Corsa B tuvo variante GSi 16V, de 109 CV El Corsa C contó con una versión GSi de 125 CV; y en 2007 llegó el GSi de 150 CV, ya con turbo, del Corsa D.

La historia de los Corsa GSi. 30 años de deportivos populares

Aunque Opel optó inicialmente por 'GTE' para identificar a sus modelos deportivos, en 1984 empezó a usar las siglas 'GSi' (Grand Sport Injection), aplicadas por vez primera al Manta y al Kadett. Pero en el Corsa, nacido en 1982, la primera versión GSi se haría esperar hasta 1988, cuando equipó el motor 1.6 de 100 CV, que le permitía coger 188 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 9,5 segundos. En la segunda generación del Corsa, la variante deportiva GSi 16V -ése era su nombre real- montaba también un 1.6, pero con 109 CV -anunciaba valores de 195 km/h y 9,5 segundos-, mientras que el tercer Corsa GSi tenía un 1.8 16V de 125 CV, alcanzaba 202 km/h y hacía el '0-100' en 9,0 segundos. Por último, en 2007 nacía el cuarto Corsa GSi, ya con un 1.6 Turbo de 150 CV que le permitía alcanzar 210 km/h y acelerar hasta 100 km/h en 8,1 segundos.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16