Opel Calibra. 25 años de su victoria en el Campeonato Internacional de Turismos
1996

Opel Calibra. 25 años de su victoria en el Campeonato Internacional de Turismos

En 1996 se alzaba Opel con el título de pilotos y con el de constructores en el Campeonato Internacional de Turismos gracias al Calibra.

Santiago Casero

28 de Abril 2021 21:00

Comparte este artículo: 0 0

En los años 90, el Campeonato Internacional de Turismos (ITC), que era en lo que se había convertido el antiguo DTM con la aprobación de la FIA, tenía entre sus filas los coches de la Clase 1, que contaban con una tecnología equiparable a la de la Fórmula 1 de la época.

Una temporada de puro espectáculo

La temporada de 1996 fue especialmente espectacular, con grandes nombres al volante de muchos coches, como eran antiguos pilotos de Fórmula 1, tres equipos enfrascados en una lucha constante y carreras repartidas por todo el mundo, desde Hockenheim; en Alemania, hasta Sao Paulo, en Brasil. Además, las carreras eran retransmitidas por la televisión, por lo que los espectadores fueron testigos de espectaculares maniobras de adelantamiento y de multitud de buenas carreras.

Los tres equipos que se debatieron la victoria fueron Mercedes, Alfa Romeo y Opel, quien acabó llevándose el gato al agua gracias a su Calibra V6 4x4, con Manuel Reuter como campeón de pilotos.

Una pieza de ingeniería total

Pero, ¿qué es lo que hacía del Calibra un coche tan competitivo? Pues bien, había varios factores, pero el principal era que se trataba de un coche muy trabajado, empezando desde su motor. Este era un V6 basado en el del Opel Monterey, que desarrollaba 500 CV de potencia. Durante la temporada, Cosworth Engineering los continúo evolucionando, por lo que no hizo sino mejorar. A esto se sumaba una caja de cambios semiautomática que cambiaba las marchas mediante unas levas situadas tras el volante. Así se les ahorraba trabajo y se facilitaba la conducción a los pilotos, sobre todo en momentos o puntos complicados de la carrera. Eran tan rápidos dichos coches de la Clase 1, que en tiempo por vuelta estaban a la par de los coches de Fórmula 3000, que era la antesala de los Fórmula 1 en aquellos años.

Pero si todo esto no era suficiente para que el coche se diferenciase, el Calibra también gozaba de un sistema de tracción integral, de bloqueos del diferencial hidraúlicos computerizados, control ajuste automático de las barras estabilizadoras, ABS... Y todavía falta por mencionar que se esmeraron también en cuidar la aerodinámica, pues tras más de 200 horas de trabajo en el túnel de viento, mejoraron la carga o el downforce en un 28%.

Pero, tras la victoria de Opel en la temporada de 1996, estos turismos de la Clase 1 habían alcanzado unos costes de desarrollo y producción demasiado elevados, siendo bautizados incluso como los 'Fórmula 1 con techo'. Es por esto que el ITC pasó a las historia tras solo dos años. En el año 2000, el DTM estrenó un nuevo reglamento, más simple a nivel tecnológico y con la presencia de equipos que tengan su sede en Rüsselsheim.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon