Opel Adam Rocks S. La suma de dos vehículos casi únicos
MANTIENE EL 1.4 TURBO DE 150 CV

Opel Adam Rocks S. La suma de dos vehículos casi únicos

En el próximo Salón de Amsterdam será presentado este singular Opel Adam Rocks S, una versión que mezcla dos conceptos que podíamos defir como únicas en su segmento.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

9 de Abril 2015 09:08

Comparte este artículo: 0 0

Y es que este nuevo Opel Adam, mezca la aventurera versión del Opel Adam Rocks, que cuenta con una suspensión específica, protecciones para la carrocería y un techo panorámico de lona, con la variante más prestacional de este "juguete" de 3,70 metros de longitud, el Opel Adam S, que sorprende con sus prestaciones gracias a utilizar un propulsor 1.4 Turbo con 150 CV de potencia.

Una estética única

La suma de estas dos versiones da como resultado este Opel Adam Rocks S que será presentado en el Salón de Amsterdam el próximo 17 de abril. Estéticamente mantiene las diferentes protecciones para su carrocería, además de que cuenta con unas exclusivas llantas de 18 pulgadas. Tampoco faltan diferentes apéndices aerodinámicos, como tampoco falta un generoso alerón trasero o la salida de escape visible en su zaga. Todo ello realza la singularidad de esta variante, que cómo el resto de los Opel Adam Rocks también añade el techo de lona, el cual es operativo hasta una velocidad máxima de 140 km/h.

Esta velocidad máxima no será problema para este Opel Adam Rocks S, pues bajo su capó delantero se encuentra el propulsor 1.4 Turbo de 150 CV de potencia, el cual también es capaz de generar un par máximo de 220 Nm. Está combinado a una caja de cambios manual con 6 velocidades y se convierte en la opción más potente y prestacional de la gama Adam. Gracias a ello, se permite el lujo de alcanzar una velocidad punta de 210 km/h (un Opel Adam S alcanza 220 km/h) y acelera de 0 a 100 km/h en sólo 8,5 segundos. Gracias a equipar Stop&Start, su consumo medio se cifra en los 5,9 l/100 km con emisiones de 139 g/km de CO2.

Una puesta a punto digna de un OPC

Al tratarse de una versión de altas prestaciones, Opel no ha descuidado su comportamiento rediseñado la asistencia de su dirección, así como al equiparlo con un potente equipo de frenos y una suspensión ideada para esta variante, pues rebaja la altura del conjunto en 15 milímetros para situarlo a niveles de un Opel Adam "convencional", perdiendo así esa altura extra de las versiones Rocks. Eso sí, también se endurecen sus muelles y amortiguadores para dotarle de un "feeling" más dinámico, algo que pide a gritos con sólo ver su exterior o sus deportivos asientos firmados por Recaro.

Artículos recomendados

Sigue Motor16