Nuevo Volkswagen Golf Sportsvan. Ya lo hemos conducido
DESDE 22.370 EUROS

Nuevo Volkswagen Golf Sportsvan. Ya lo hemos conducido

Con este modelo de corte monovolumen se completa la gama del compacto alemán. Se trata de la versión más funcional de la familia.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

1 de Diciembre 2017 14:07

Comparte este artículo: 7 0

Con los SUV ganando por goleada día a día, a veces parece que no hay vida más allá de esta auténtica 'moda'. Es lo que pasa con la gama Volkswagen Golf. Disponible en tres y cinco puertas, carrocería familiar Variant y su derivada campera Alltrack, las versiones híbridas GTE y eléctrica e-Golf o la más deportiva R, el círculo se cierra ahora con la llegada de la nueva variante Golf Sportsvan.

De corte monovolumen, por tamaño (4,35 metros de longitud) se sitúa entre las versiones cinco puertas y el Variant. También comparte con el resto de la gama la plataforma MQB, pero estira su distancia entre ejes hasta los 2,67 metros, es decir, cinco centímetros más que sus hermanos, con el fin de dotar al interior de una mayor habitabilidad.

El Golf Sportsvan hereda los detalles técnicos y ajustes a nivel de dirección, chasis o amortiguación de las versiones cinco puertas, a pesar de su fisonomía más voluminosa. Sin embargo, sí que hay cambios sustanciales en el interior. La sensación de espacio es mayor, gozamos de una mejor visibilidad al ir sentados en una posición más elevada (hasta 8,5 centímetros más altos) y el cuadro de mandos se sitúa en una posición también más elevada para adecuarlo a esa ergonomía.

Banqueta trasera deslizable

Lo mismo ocurre en los asientos de la segunda fila. Las banquetas se sitúan 8,4 centímetros por encima de las de un 'Golf convencional' y se pueden deslizar longitudinalmente por partes (60/40) hasta 18 centímetros, acción que permite jugar con el espacio para las piernas o del maletero. Además, el respaldo se puede regular ahora en inclinación con varias posiciones y se montan dos prácticas mesitas tipo avión en los respaldos delanteros.

En la zaga el maletero también resulta beneficiado. Presume de una capacidad que oscila entre los 590 litros y los 1.520 si se abaten los respaldos traseros, resultando un piso de carga plano muy útil a la hora de introducir objetos. En este sentido no llega a la capacidad del Golf Variant (605-1.620 litros), pero sí que supera con creces al Golf cinco puertas (380-1.270 litros).

Bajo el capó la oferta contempla cinco motorizaciones, tres de gasolina y dos diésel. Las primeras comienzan con un 1.0 TSI tricilíndrico de 110 CV y concluye con dos variantes que parten del mismo bloque 1.5 TSI Evo, con 130 y 150 CV. Este bloque, ya de cuatro cilindros, cuenta con una gestión activa de cilindros ACT que desconecta dos de ellos cuando la carga del motor lo permite, con el fin de ahorrar combustible. De hecho, el consumo medio de ambos es de 5,1 litros, 0,1 más que la variante de acceso. No se comercializará en España un 1.0 TSI de 85 CV que sí se ofrece en otros mercados.

Los que prefieran diésel tendrán ocasión de elegir entre un 1.6 TDI de 115 CV y un 2.0 TDI de 150. Las versiones de 150 CV se asocian exclusivamente a una transmisión automática DSG de siete relaciones, la de entrada en gasolina sólo está disponible con caja manual de seis velocidades, y el resto se puede elegir entre una u otra. Todos los propulsores ya están disponibled, salvo el 1.6 TDI, que lo hará en los primeros compases de 2018.

Tuvimos ocasión de probar el nuevo 1.5 TSI Evo 130 caballos con caja DSG, la más equilibrada en gasolina. Lo cierto es que su respuesta desde apenas 1.400 rpm es muy convincente y sube incluso por encima de las 6.000 vueltas si mantenemos pisado el acelerador con energía, con un notable rendimiento, aunque los decibelios también se multiplican más de lo que esperábamos en el habitáculo. Las condiciones del recorrido, con mucho tráfico y gran parte del escenario urbano, no nos permiten evaluar su dinámica de una manera convincente, así que tanto su comportamiento como consumos los dejaremos para cuando el vehículo pase por nuestras manos ya en la redacción.

Tres líneas de acabado

El Golf Sportsvan se comercializa con los acabados Edition, Advance y Sport. El de acceso ya contempla en su dotación de serie luces led, control de velocidad de crucero Tempomat, volante multifunción, faros antiniebla, AppConnect o el equipo multimedia Composition Media con pantalla táctil de 8 pulgadas. El salto al acabado Advance se traduce en 2.050 euros más y añade elementos como un control de crucero adaptativo ACC, climatizador, pantalla multifuncional Premium, cámara trasera, barras en el techo, Park Pilot o el paquete Luz y Vision.

En lo más alto el acabado Sport añade faros Led, llantas de aleación de 17 pulgadas, un asistente con modos de conducción, retrovisores exteriores abatibles eléctricamente o un techo panorámico eléctrico, entre otros elementos. El sobrecoste se traduce en 2.900 euros más.

PRECIOS

GASOLINA

1.0 TSI EDITION 110 CV 22.370 EUROS

1.0 TSI ADVANCE 110 CV 24.420 EUROS

1.5 TSI EVO ADVANCE 130 CV 36.360 EUROS

1.5 TSI EVO DSG ADVANCE 130 CV 28.230 EUROS

1.5 TSI EVO DSG ADVANCE 150 CV 29.740 EUROS

1.5 TSI EVO DSG SPORT 150 CV 32.660 EUROS

DIÉSEL

2.0 TDI DSG ADVANCE 150 CV 31.110 EUROS

2.0 TDI DSG SPORT 150 CV 35.370 EUROS

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16