Nuevo Honda Civic Type R. La última fiera
LLEGARÁ EN JULIO

Nuevo Honda Civic Type R. La última fiera

Su estreno se produce en el Salón de Ginebra, aunque en Motor 16 tuvimos ocasión de adelantarnos a su puesta de largo y conocerlo a fondo de la mano de Hideki Kakinuma, el hombre que más sabe de este nuevo deportivo, ahora con 320 caballos.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

7 de Marzo 2017 07:00

Comparte este artículo: 89 0

Acudimos hace un mes a un estratégico estudio fotográfico a más de 100 kilómetros de Londres. Allí nos esperaba el protagonista, la nueva generación del Honda Civic Type R, recién salido del 'horno' y seguro de sí mismo, sabedor de que poco después sería centro de atención en su presentación mundial en el Salón de Ginebra que ahora abre sus puertas.

Tenemos el privilegio de conocerlo, tocarlo y 'sentirlo' en 'petit comité' con el japonés Hideki Kakinuma, el hombre que más sabe de este vehículo. No en vano es el máximo responsable de esta 'última entrega'.

Lo primero que nos llama la atención es su aspecto, mucho más agresivo, y su tamaño, que se sitúa ya en la órbita de los 4,5 metros de largo. Nace desde una nueva plataforma, se ha rebajado el centro de gravedad 3,4 centímetros y aumentado la rigidez torsional del conjunto un 52 por ciento. El reparto de pesos queda en una proporción 62:38, pero el mayor esfuerzo recae sobre la aerodinámica.

Kakinuma señala que «en el frontal las cortinas de aire se canalizan evitando turbulencias en las ruedas, y la evolución del alerón trasero registra 150 Nm de carga a 200 km/h. En la parte final del techo se han instalado unos generadores de vórtices que evitan turbulencias en el alerón», aclara. La eficacia de estos nuevos elementos ya es evidente cuando se circula a 100 km/h.

El propulsor es el mismo de la generación anterior, un 2.0 VTEC turboalimentado que ahora eroga 320 caballos de potencia a 6.500 rpm, 10 más que antes, y 40,8 mkg de par entre 2.500 y 4.500 vueltas gracias «al trabajo realizado en la centralita electrónica y en la gestión del escape. El cambio sigue siendo manual de seis relaciones, pero hemos mejorado la sincronización de las marchas y creado un agradable efecto punta-tacón», añade el padre de una criatura que ahora alcanza los 272 km/h.

Tracción delantera y cambio manual

No hay sorpresas en forma de tracción total o cambio automático. Kakinuma aclara que «renunciamos a la tracción total por peso, filosofía y precio. Con el autoblocante tipo Torsen aseguramos una motricidad excelente». También se ha mejorado la estabilidad a alta velocidad, en parte por los 10 centímetros en que se ha incrementado la distancia entre ejes con respecto a la generación anterior.

Las enormes llantas de 20 pulgadas son de serie y dejan ver unos discos y unas pinzas de freno sin cambios, aunque sí que se ha optimizado el trabajo de la bomba.

A los modos de conducción 'Sport' y 'R', en este último se puede desconectar totalmente la electrónica para rodar en circuito, se añade ahora una opción 'Comfort' que dulcifica la dureza de los amortiguadores, algo que seguro se agradecerá si tenemos en cuenta el escaso perfil de los neumáticos 245/30 ZR20 que monta de serie. Al accionar uno de estos modos se cambia la personalidad del vehículo, ya que varía la firmeza de la dirección (no la desmultiplicación), del cambio y la respuesta del acelerador. También el sonido del motor es distinto.

Por su parte, el chasis optimiza la geometría de la suspensión McPherson delantera y estrena un esquema multibrazo detrás. Se mantiene el peso con respecto al modelo anterior pese a ser más grande y estar mejor equipado. En su dotación, por ejemplo, incorpora de serie el Honda Sensing que presume diferentes asistentes de última generación en materia de seguridad. Esta tecnología combina el trabajo de un rádar y una cámara situados en el frontal para asegurar el funcionamiento de un sistema de prevención y mitigación de impactos, un aviso de colisión frontal, una alerta de cambio involuntario de carril con corrección de la trayectoria actuando con pequeñas correcciones sobre la dirección, un control de velocidad de crucero adaptativo, un sistema de reconocimiento de señales de tráfico o un control de velocidad inteligente en función de los límites de velocidad. La dotación en seguridad se completa con otros elementos, como un control del ángulo muerto, una alerta de tráfico cruzado en la zaga, un control de la presión de los neumáticos o una cámara de visión trasera.

El habitáculo, como es lógico, hereda la línea de diseño del nuevo Honda Civic cinco puertas, aunque se remata con tintes más deportivos. Los asientos tipo bacquet, el volante, los pedales en acero inoxidable, la palanca del cambio... todo suma para vestirse de Type R. El aforo sigue siendo de cuatro plazas, pero se ha ganado un espacio considerable en cota de anchura y en distancia para las piernas en los asientos traseros. Por su parte, el maletero cubica 420 litros, los mismos que las versiones Sport del Civic, debido a que la espectacular salida de escape central no permite instalar el hueco bajo el piso que sí contemplan otras versiones y que incrementa el volumen en 58 litros.

Sin duda, el nuevo Civic Type R será una de las referencias deportivas del segmento compacto cuando llegue al mercado en julio. Ya estamos deseando conocerlo 'en marcha'...

Artículos recomendados