miércoles, 8 febrero 2023

Noelia Vidrié y los VW eléctricos. «Un día para no olvidar»

Todo empezó con la confirmación de que había sido una de las ganadoras del concurso de Motor16 cuyo premio era pasar una jornada de pruebas en el circuito del INTA con Volkswagen y el equipo de Motor16, en el que tenía la oportunidad de probar los tres modelos (e-golf, e-up y GTE). «Y yo que pensaba que los concursos nunca tocaban…». Emocionada como un niño al que le regalas el juguete más preciado, no me lo terminaba de creer.

«Una lectora de segunda generación», me decían algunos del equipo de Volkswagen. Y ahí estaba yo, la más joven de todas y la única mujer y me moría de ganas por empezar a pesar de ser mi primera experiencia con este tipo de vehículos.

La jornada empezaba el martes 7 de julio con un desayuno para coger fuerzas, después nos explicaron cómo se iba a desarrollar la jornada, nos organizamos y por fin «cogimos el toro por los cuernos» y empezamos con las diferentes pruebas.

Golf GTE, muy versátil

La primera de ellas se trataba de un correvit en un anillo oval con un Volkswagen Golf GTE. En esta prueba conocí la aceleración del coche, la velocidad máxima y las recuperaciones que puede conseguir el vehículo.

Es un modelo híbrido que cuenta con cinco modos de conducción y puedes elegir hacer uso del motor eléctrico, del motor de gasolina o de los dos. Hay que destacar que en cualquiera de los modos de conducción el coche se mueve con suavidad, hace poco ruido y sale sin sufrir tirones. En mi opinión, la posibilidad del funcionamiento de los dos motores según las necesidades hacen del GTE un coche muy versátil ya que cuentas con una autonomía de 50 kilómetros en modo eléctrico que en ciudad es muy útil y el otro motor para trayectos más largos.

e-up!: sorprende que no suene

En segundo lugar, al volante de un modelo eléctrico como es el Volkswagen e-up! conocimos los cuatro modos de recuperación de energía con los que cuenta. Para ello subimos a una zona de pendientes con diferentes alturas, en la que sin utilizar el freno y con los cuatro modos íbamos descendiendo por cada una de ellas, de tal manera que pude observar cuánto retenía el coche según el modo que se utilizara y el ahorro de energía en cada momento. Qué decir del coche, te sorprende gratamente su suavidad, su gran capacidad de retención en las cuestas y como se repitió en varias ocasiones a lo largo del día «que no suena».

La siguiente prueba, y personalmente una de las que más disfrute junto con la que os contaré más tarde, consistió en realizar un eslalon con conos en los tres modos diferentes de conducción que el e-Golf te proporciona. (Normal, Eco y Eco+).

e-Golf, juego de manos entre conos

«Cono que se tira, cono que se coloca». Así empezaba esta prueba, en la que el juego de manos con el volante, mantener la aceleración y por supuesto, no tirar conos, era lo más importante. La diferencia entre los tres modos de conducción es bastante clara. En el modo Eco ya empiezas a necesitar una aceleración más fuerte que se incrementa en el modo Eco+. Además, una de sus características es el silencio con el que se mueve, ya que el ruido de rodadura se percibe cuando alcanzas altas velocidades y sigue siendo un ruido muy leve.

Por último, la prueba más esperada, la competición que realizamos entre los propios concursantes. Teníamos que ser lo más eficientes posibles en un tiempo determinado en un circuito con el Golf GTE. Dado que era la más joven de todas y la que probablemente menos experiencia de conducción tenía de todos los participantes mi objetivo era hacerlo lo mejor posible y seguir disfrutando del día, sin tener en mente el ganar.

Pero lo mejor llegó al final cuando nos comunicaron los tiempos y el consumo que habíamos hecho en el circuito. Y… ¡¡sorpresa!! ahí estaba como tercera finalista.

Tras probar los tres modelos eléctricos, con este tipo de vehículos tenemos que tener una idea muy clara; y es que si en la conducción no nos anticipamos a las frenadas ni aprovechamos las inercias, el gasto de energía será más alto por lo que la autonomía desciende notablemente por lo que no seremos eficientes que es el objetivo que se pretende.

Debo reconocer que no sabía mucho sobre el mundo de los vehículos eléctricos. Actualmente se nos está mostrando más información sobre los coches híbridos enchufables pero tras esta jornada, he podido conocer más sobre dichos modelos y saber que pueden dar mucho juego y en un futuro serán una gran opción en el mercado del automóvil.

A pesar de que el día fue un poco duro por el calor, tengo que finalizar dando las gracias de nuevo al grupo de Volkswagen y al equipo de Motor16 por ofrecer estas oportunidades y hacernos pasar una experiencia muy divertida, enriquecedora y para recordar.