Nissan X-Trail 1.6 DIG-T 163 CV. Agradable y racional
El X-trail más potente

Nissan X-Trail 1.6 DIG-T 163 CV. Agradable y racional

Nissan completa por arriba la gama del X-Trail con su variante más potente en gasolina que, aplicando la lógica del mercado sólo ofrece con tracción delantera. Con 163 caballos garantiza suavidad y buenas prestaciones, aunque en bajos se echa en falta empuje.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

13 de Diciembre 2015 08:01

Comparte este artículo: 12 0

La experiencia de Nissan en la fabricación de todocaminos es un grado. Y eso se tiene que notar en las decisiones que toma al configurar su gama de modelos. La marca japonesa, que quiere convertirse en el fabricante asiático preferido por los europeos, considera que combinar un motor de gasolina potente con la tracción total es un brindis al sol... Pero ofrecer una versión de tracción total con el motor más potente daría satisfacción a más de uno.

Pero en Nissan, para culminar la gama del X-Trail, el modelo de siete plazas, ha optado por incorporar el motor 1.6 DIG-T de 163 caballos, pero combinándolo únicamente con la versión de tracción delantera. Con ello, garantiza una alternativa para todos aquellos que huyen del diésel y les ofrece un motor potente, refinado, de buen rendimiento y un gasto muy ajustado.

Suma así, argumentos a un modelo que ya tiene muchos, aunque parece vivir eclipsado por la larga sombra del Qashqai. Porque en cierto modo el X-Trail es el gran desconocido de la gama de crossover de Nissan. Con aspecto de un Qashqai más grande, el X-Trail destaca por su gran espacio interior, siete plazas y además muy modulables, por ejemplo cuenta con una segunda fila de asientos deslizable y reclinable con lo que se asegura poder modular el espacio interior a conciencia.

Las tres filas de asientos no se encuentran a la misma altura, sino que simulan un 'efecto teatro', con lo que se garantiza la mayor visibilidad para los pasajeros de las filas traseras. Además, cuenta con un techo solar practicable que inunda de luz el habitáculo del X-Trail.

La calidad es otro de los aspectos brillantes del SUV grande de Nissan. Tanto en materiales como en diseño, el X-Trail ha subido de categoría respecto a la anterior generación y calca las características del Qashqai.

Con tecnologías de vanguardia

Más puntos destacables del nuevo X-Trail son los relativos a sistemas tecnológicos avanzados. Así, todo lo que tiene que ver con el infoentretenimiento y la conectividad está a la última, con el NissanConnect, que ofrece conectividad para smartphones con lo que permite a los ocupantes mantenerse siempre conectados. Permite acceder a una amplia serie de apps -música, redes sociales...-. También integra software de Google para ofrecer informaciones de interés: meteorología, gasolineras...

Más importante desde el punto de vista dinámico es el arsenal de sistemas de ayuda a la conducción para garantizar seguridad y comportamiento de primera. Integrados bajo el conocido como Escudo de Protección Inteligente, el X-Trail incorpora elementos como Cámara de Visión 360º con Asistencia Inteligente al Aparcamiento, faros de LED, sistema de frenada de emergencia, detector de fatiga, identificador de señales de tráfico, alerta de cambio involuntario de carril, control de ángulo muerto, detector de movimiento delantero y trasero...

Y si hablamos de sus cualidades dinámicas, hay que hablar de la experiencia de Nissan en la fabricación de todocaminos que se concreta por ejemplo en el sistema de control del chasis que incorpora cuatro dispositivos para hacer más segura y confortable la dinámica del X-Trail: el Control de Chasis Activo analiza la superficie de la calzada para detectar baches; el Freno Motor Activo mejora el control de la transmisión XTronic para aumentar el freno motor en las curvas y en las bajadas pronunciadas. Otro dispositivo es el Control de Trazada Activo, y, por último el Asistente de Arranque en Pendiente.

Motor refinado y agradable

Nos queda hablar del motor DIG-T, verdadero protagonista de esta presentación celebrada en los Alpes Franceses. Se trata de un propulsor de gasolina de cuatro cilindros dotado de turbo que combina a la perfección unas elevadas prestaciones y unos consumos magníficos.

Todo con un funcionamiento suave y refinado en un rango normal de utilización, aunque se echa en falta un poco más de empuje en bajos. Las carreteras de los Alpes no engañan y en pendientes de fuerte desnivel, 'paellas', etc, el X-Trail necesitaremos reducir para que empiece a empujar con decisión incluso con solo un ocupante. Es cierto que no será el uso habitual de este modelo, que para una utilización más cotidiana o en viajes por autovía destaca por su refinamiento y suavidad en marcha. El cambio es cómodo y su manejo agradable.

El X-Trail con este motor ya está disponible en la gama de la marca japonesa. Y además, a un precio que es otro gran atractivo, pues en acabado Acenta, que ya incluye aire acondicionado, llantas de aleación, seis airbags, faros diurnos de LED tiene un precio de partida de 23.850 euros.

Nissan Juke R, vuelo rasante

El altipuerto de Megeve, en los Alpes franceses, es un pequeño aeropuerto es el lugar elegido para una toma de contacto con los 600 caballos del Nissan Juke R 2.0. La segunda generación del SUV superdeportivo de Nissan es un GT-R camuflado bajo la apariencia de un Juke. Y con él nos damos una vuelta entre conos a un pequeño circuito. No vamos a poder hacer ninguna locura; primero porque el aparato que llevamos entre las manos cuesta 500.000 euros y en segundo lugar porque en el asiento del copiloto llevamos a un piloto que no nos va a dejar pasarnos lo más mínimo.

Nos ponemos el casco, nos ajustamos el cinturón, ponemos la palanca en D y... pie a tabla. El recorrido empieza con una pequeña chicane que nos lleva a una recta en bajada que hacemos a fondo... o casi. De ahí una curva a derechas y otra cerrada a izquierdas para volver a girar a la derecha. Giro de 180 grados para iniciar la subida, de una pendiente considerable. Un par de curvas dan paso de nuevo a la recta donde nuestro compañero, nos dice «a fondo». Entonces hundimos el pie en el acelerador y el Juke R 2.0 nos catapulta hacia arriba. El recorrido dura poco más que un minuto... ¡Pero qué minuto!

Artículos recomendados