miércoles, 5 octubre 2022

Nissan Leaf 2016. Más que un coche eléctrico

Nissan acaba de presentar en España la nueva generación del Leaf, el modelo eléctrico más vendido del mundo que acaba de cumplir 5 años en el mercado. Un modelo que ha conquistado ya a más de 200.000 clientes en todo el mundo que han descubierto las ventajas de viajar en silencio y sin contaminar… Pero en la firma japonesa no se conforman con ese éxito; su apuesta por el vehículo eléctrico es total. Cuando otros fabricantes 'picotean' en diferentes tecnologías (eléctricos, pila de combustilble, híbridos…) Nissan ha optado por la vía eléctrica y no se desvía ni un milímetro de ese camino.

Y apuesta por él en todos los ámbitos; desde la tecnología a la concienciación social, pasando por las infraestructuras o la responsabilidad de las Administraciones. En cierto modo Nissan ha tomado la 'bandera eléctrica' en el mundo del automóvil y va a seguir abriendo camino a toda la industria. Y ahí, el Leaf va a seguir siendo su referencia, aunque no sea la única, pues al modelo compacto se suman la e-NV200 (como vehículo comercial) o el e-NV300 Evalia (adaptado para pasajeros). Pero el Leaf es el niño mimado y el que recibe todas las novedades tecnológicas que la marca es capaz de generar.

La autonomía crece un 26 por ciento

Tras cinco años en el mercado, la nueva generación del Leaf da un salto importantísimo para popularizarse y abrirse a más clientes. Su autonomía aumenta nada menos que un 26 por ciento de golpe y se sitúa en un máximo de 250 kilómetros, la mayor que ofrecen todos sus rivales. Una cifra muy respetable y que da respuesta a las necesidades de un elevadísimo porcentaje de usuarios. El de la autonomía es posiblemente el principal escollo para que el coche eléctrico triunfe de forma masiva, y por eso Nissan sigue trabajando intensamente en ese aspecto.

Esa mejora en la capacidad de la batería se ha llevado a cabo sin influir en el peso, pues lo que cambia en la nueva batería de 30 kWh respecto a la de 24 kWh es que aumenta la densidad de los electrodos, con lo que aumenta su capacidad pero no sus dimensiones ni su peso (crece 21 gramos). Por eso el coche mantiene exactamente igual sus características dinámicas y su comportamiento; y también la eficiencia. Pero permite recorrer 50 kilómetros más. Y en cuanto a las recargas, tampoco hay novedades aquí, pues el Leaf puede cargarse en una toma de corriente doméstica y en una rápida en solo 30 minutos hasta el 80 por ciento.

Controlado desde el 'smartphone'

No hay más cambios apreciables en el coche, aunque sí en la forma de 'acercarse' a él. Porque si la apuesta eléctrica es clave en Nissan, la de la conectividad no le va a la zaga. Asi con el nuevo Leaf, la marca japonesa presenta un sistema de control a distancia del coche llamado NissanConnect VE. Con él los usuarios del Leaf pueden controlar desde su smartphone aspectos como el nivel de carga de la batería, precalentar el habitáculo mientras el coche está conectado a la red y antes de iniciar nuestra jornada. Además el sistema muestra los puntos de recarga en un mapa indicando cuáles están siendo utilizados en ese momento y cuáles no.  Y también permite a los usuarios analizar sus patrones de conducción, incluyendo el consumo de energía y la cantidad de CO2 no emitida por trayecto.

3 meses para probarlo… y si no te convence, lo cambias

El empujón para que cada vez más gente meta en la 'ecuación de comprar coche' a un Leaf tampoco falta por parte de la marca japonesa, que con esta nueva generación del Leaf ha puesto en marcha tres ambiciosos programas comerciales para acabar con las dudas que cualquier usuario pueda tener. La campaña consta de tres acciones: la primera se denomina '3 meses para cambiar' y permite a todos los interesados probar el Leaf (o el e-NV200) durante un máximo de tres meses para comprobar si encaja en sus necesidades. Si en ese plazo no queda convencido, podría cambiarlo por otro modelo de la gama.

La segunda parte de este programa se llama 'Instalafácil'. La marca ofrece el servicio de instalar y gestionar un punto de carga donde el cliente desee, ya sea en su vivienda o en su plaza de parking, para que pueda recargar su coche fácilmente cuando que lo necesite. La marca se encarga de todas las gestiones y permisos para la instalación. 

El tercer aspecto del programa se denomina 'Larga Distancia'. Esto significa que si el usuario de un Leaf necesita un coche para hacer desplazamientos de larga distancia tiene a su disposición de forma gratuita un vehículo de combustión con una disponibilidad de hasta 14 días al año.

Y con ser todos estos aspectos importantes para que el coche eléctrico sea un éxito, en Nissan tienen claro que hay otros factores que no tienen que ver con el producto. Y también trabajan en ellos. La labor de la  marca, aquí, es más de concienciación y de unir voluntades. Así, negocian con las Administraciones y con empresas incentivos como gratuidad en peajes y aparcamientos, exención del pago del impuesto de circulación… O también aumentar la red de puntos de recarga, tanto en lugares públicos como en centros comerciales, aparcamientos; trabajar con las empresas en el fomento de que sus flotas puedan contar con modelos eléctricos. Y por supuesto, sigue trabajando en la divulgación como el camino fundamental para que la gente 'pierda el miedo' al eléctrico y valore las ventajas que ofrece; que cada vez son más. 

Equipado y a un precio competitivo

Entre ellas, el precio, porque el esfuerzo también se ve en la lista de precios y equipamientos. El nuevo Leaf ofrece un equipo muy completo, que desde el primer nivel de acabado ya contempla 6 airbag, ABS y EBD con asistencia a la frenada, ESP/VDC, control automático de presión de los neumáticos, asistente de arranque en pendiente, frenos regenerativos, llave inteligente, Start/Stop, aire acondicionado, elevalunas eléctricos delanteros y traseros. Y que puede completarse con elementos como control de crucero con limitador de velocidad, sistema de navegación con pantalla táctil, cámara de visión trasera, llantas de aleación, mandos en volante, faros LED, cámara de visión de 360 grados, sistema telemático NissanConnect EV que permite la conexión remota con el vehículo a través del teléfono móvil o PC…

Y todo ello por una tarifa que contemplando todas las ayudas tanto de la marca como del Plan MOVEA permiten tener un Leaf 30 kWh por 21.570 euros (alquilando las baterías) o por 27.470 euros si decidimos comprarlas. En ese caso, estas baterías estarán cubiertas por una garantía de 8 años o 160.000 kilómetros. Y si no necesitamos tanta autonomía, la versión de 24 kWh está disponible, incluyendo todos los descuentos, por 15.070 euros con alquiler de batería o 21.670 euros si la compramos.