Nissan GT-R 2017. Simplemente brutal
570 CABALLOS

Nissan GT-R 2017. Simplemente brutal

Potencia de 570 CV y 315 km/h de velocidad punta, 2,8 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h... Basta con oír estas cifras para que se nos acelere el pulso. Pues imagínate poderlas experimentar en un trazado mítico como Spa-Francorchamps. De eso y de mucho más es capaz el Nissan GT-R, una fiera que han intentado domesticar con mejoras en el confort.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

21 de Marzo 2017 22:42

Comparte este artículo: 55 0

Cuando Nissan lanzó el actual GT-R en 2007, de inmediato se ganó el apodo de 'matagigantes', entre otros muchos recibidos. Y es que este deportivo es capaz de dejar en evidencia a máquinas que duplican o triplican su precio, por lo que podemos considerarlo hasta 'barato'.

Sólo hay que tener un registro en la mente: 7 minutos 8 segundos y 679 milésimas. Es precisamente el tiempo que necesitó para recorrer los 20,8 kilómetros de Nürburgring, y el tiempo que Nissan planea pulverizar con este actualizado GT-R que tuvimos ocasión de pilotar a tan sólo 108 kilómetros del 'Ring'. Esa distancia se podría cubrir en 20 minutos si existiera una ?autobahn? que conectara el famoso circuito alemán con otro 'santuario' como es Spa-Francorchamps, en Bélgica, pues este GT-R alcanza sin problemas los 315 km/h. Precisamente Spa nos brindó la oportunidad de dar rienda suelta a los 570 CV -20 más que antes- que genera ahora su motor 3.8 V6 Biturbo.

Con tracción total, no se pierde ni un caballo

Sigue conectado a una tracción total capaz de enviar toda la potencia atrás o repartirla a partes iguales entre sus ejes con el fin de garantizar una tracción óptima, que es precisamente lo que hace, ayudado siempre por unos neumáticos Dunlop casi de carreras. No hay pérdidas de potencia al acelerar, el coche pasa por donde le indicamos y, sobre todo, acelera como un Fórmula 1. Sólo si llegamos 'colados' a la curva su morro tiende a escaparse, pero eso no sucedería si fuera algo más ligero y nos dieran la opción de equipar frenos cerámicos como alternativa a un poderoso equipo firmado por Brembo.

Los 74 litros de su depósito sólo daban para 12 vueltas a ritmo de carreras '84 kilómetros', suficientes para saber que este GT-R es muy serio.

Aquellos que adquieran esta máquina no sólo la utilizarán en circuito. Sigue ofreciendo diferentes 'set-up' para el motor, la suspensión y las ayudas a la conducción -en concreto, tres para cada uno-, que también saben convertirlo en un dócil coupé que podrás usar a diario. Ahora bien, gasta lo suyo, pues no equipa función Start-Stop, tan habitual ya en sus rivales. Pero en cuanto pises el acelerador eso se te va a olvidar gracias a su capacidad para 'teletransportarte' del punto A al punto B en una fracción de segundo.

Incorporarse, adelantar... Nada tiene secretos para el Nissan GT-R. Sólo debes hundir tu pie derecho para que tu cuerpo se adhiera a sus asientos Recaro, que ahora están tapizados, como el salpicadero, en cuero nappa 'en el caso de los Black Edition', de forma que se potencia el carácter Gran Turismo que Nissan le ha querido imprimir. Para ello también han mejorado el aislamiento acústico y se reduce el ruido que antes hacía su transmisión y los diferenciales.

Puesto de conducción de carreras

El puesto de conducción gana una nueva pantalla táctil de 8 pulgadas y se reduce el número de botones de 27 a 11, mientras presume de un completo sistema de telemetría. Ahora bien, para regular su volante, que ahora tiene levas solidarias y de plástico, se sigue optando por dos palancas independientes; aunque no hay problema: me podría acostumbrar a ello.

A simple vista parece idéntico al anterior, pero Nissan le equipa con piezas aerodinámicas procedentes de los Nismo e incrementa su refrigeración en un 20 por ciento. Le suma escapes de titanio, llantas Rays forjadas, suspensión Bilstein y faros LED, y ahora hasta podemos añadir un alerón de fibra de carbono.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon