sábado, 28 mayo 2022

La multa que la DGT debería ponerte y no lo hace

El Reglamento General de Circulación no deja lugar a dudas. «Se debe circular por el carril derecho siempre que sea posible. El central y el izquierdo solo son para adelantar o para cuando las circunstancias del tráfico/vía lo aconsejen, siempre que no se entorpezca la marcha de otro vehículo que le siga». Es lo que defiende la DGT y es muy fácil de entender.

Sin embargo, miles de conductores en España abusan del carril central cada día o sufren el denominado síndrome del carril izquierdo. Es uno de los problemas de circulación más frecuentes de nuestro país y, sin duda, se debe a una falta generalizada de educación vial. Pero también a la inacción de la DGT para atajarlo.

Si bien es cierto que la DGT llama la atención habitualmente sobre el problema de abonarse al carril izquierdo y al carril central, ya sea mediante campañas, con los paneles luminosos de la carretera o a través de las redes sociales, no parece que se persiga de forma seria y activa.

La estampa habitual de cualquier autovía española

Basta con circular unos minutos por cualquier autovía o autopista española para comprobar que conducir por el carril izquierdo y el central con el derecho vacío es una práctica habitual. Lo vemos en vías de un solo carril, con personas que se abonan al izquierdo a lo largo de varios kilómetros sin permitir que nadie les adelante mientras el derecho está vacío. Pero es todavía más habitual en carreteras de tres o más carriles.

Hay personas que tienen excusas de todo tipo para justificar que conducen por el carril izquierdo o central. Baches en el lado derecho de la carretera, exclusividad de los camiones y vehículos lentos para circular por el carril derecho, conducir a la velocidad máxima de la vía y exponer que nadie tiene derecho a adelantarles porque no se puede superar el límite de velocidad, permanecer en el carril central para no molestar a los que se incorporan y abandonan la vía, etc. Absolutamente ninguna tiene fundamento.

Por supuesto, cuando las circunstancias del tráfico/vía lo aconsejen, no hay inconveniente en usar estos carriles. Pero son exclusivamente para adelantar, no para circular.