Mitsubishi ASX. Cambio sustancial
Al volante

Mitsubishi ASX. Cambio sustancial

El Mitsubishi ASX cambia de forma apreciable e incorpora la nueva identidad visual de la marca japonesa. No es una revolución, pues no hay cambios mecánicos, pero la actualización estética le da más empaque... Y el precio suma más atractivos.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

17 de Noviembre 2017 17:42

Comparte este artículo: 30 0

Mitsubishi tiene en el ASX un valor seguro en un segmento cada vez más importante, pues las ventas de este SUV compacto, el más vendido del fabricante japonés, se mantienen estables. Pero en la marca han querido empujar con un cambio de estilo, una modernización profunda que incorpora la nueva identidad visual de la firma. El nuevo lenguaje de diseño se denomina Dynamic Shield y se aprecia sobre todo en un frontal más elaborado y con más personalidad, que recuerda la 'cara' del Outlander y añade detalles como la antena de aleta de tiburón, las luces traseras de led o las llantas de 18 pulgadas.

En el interior los cambios son más ligeros, con un nuevo volante multifunción, nuevo navegador con pantalla de 7 pulgadas y levas en el volante para manejar el cambio automático CVT, aunque solo están disponibles en el nivel más alto de equipamiento. El equipamiento es otra de las novedades, con una gran dotación desde el ASX más básico: stop&start, ABS y ESP con sistema de frenada de emergencia, arranque en cuesta, control de tracción y estabilidad, 9 airbag incluido el de rodilla del conductor, sistema de aviso de aparcamiento trasero, climatizador automático, control de velocidad de crucero, sensor de luces y lluvia, retrovisores eléctricos y calefactables, ordenador de viaje, cuatro elevalunas...

Un nivel de equipamiento que dice mucho de la apuesta de la firma de los tres diamantes por dar a su SUV argumentos de lucha en un segmento cada vez más competido.

Dos variantes de tracción con tres motorizaciones

Podrían haber sumado argumentos en el apartado de motores, pero aquí no hay variaciones. El ASX sigue ofreciéndose con dos variantes de tracción, delantera y total y con tres motorizaciones. En gasolina -es el motor preferido por los clientes del ASX, con un 60 por ciento de las ventas-, se ofrece el 160 MPI con 117 caballos de potencia y solo con tracción delantera. En diésel dos alternativas -160 DI-D de 114 caballos 220 DI-D de 150 caballos-. El primero se ofrece en los tres acabados, pero solo en el Motion (nivel intermedio) en versión de tracción total. Y el segundo solo aparece con cambio automático y el completísimo Kaiteki.

Durante la presentación nacional, celebrada en Málaga, hemos tenido oportunidad de conducir la versión más potente y equipada. Con un motor de gran empuje -aunque algo ruidoso y con más vibraciones de lo deseable- es muy agradable de conducir y ofrece un gran aplomo. No es una tabla, pero no se hunde en cada curva y se puede ir deprisa con un tono muy dinámico. Los frenos están a buen nivel y el cambio es suave, no tiene que ver con un doble embrague pero responde rápido al acelerador y las levas permiten, además, manejarlo a tu antojo.

Buen acabado interior con cuidados ajustes y materiales, aunque cosas sorprendentes, como un freno de mano clásico incluso en esta versión, que es la más equipada, y que desentona un poco con el aire tecnológico que han querido darle al coche.

En cuanto a los precios, los 15.900 euros, incluyendo 5.200 de promociones, son una cifra a tener en cuenta.

Nuevo sistema de infoentretenimietno SDA o alerta de tráfico trasero son algunas de las novedades del Outlander.Nuevo sistema de infoentretenimietno SDA o alerta de tráfico trasero son algunas de las novedades del Outlander.

Mitsubishi Outlander. También se pone al día

El todocamino grande de la marca actualiza algunos detalles, tanto en sus variantes de combustión como en el PHEV, el híbrido enchufable, que copa un 40 por ciento de las ventas de este tipo de modelos en el mercado español. El Outlander de combustión (motores diésel y gasolina ambos con 150 caballos) estrena sensores de aparcamiento delanteros y traseros, antena de aleta de tiburón, suspensión revisada y cámara de 360 grados. Y en el interior, volante calefactable, nuevo sistema SDA de infotainment y freno de estacionamiento eléctrico con función Autohold.

Y por su parte, el PHEV también añade nuevas funcionalidades, como la alerta de tráfico trasero o los sistemas de detección de peatones y de ángulo muerto. En cuanto al sistema de propulsión, hay mejoras, como el botón EV para elegir cuándo conducir solo en eléctrico o una respuesta más rápida del motor eléctrico. Más argumentos con los que fortalecer su liderazgo. Ambas versiones ya están disponibles, con precios, a partir de 23.400 euros para la versión de acceso.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon