Mini John Cooper Works GP 2020. Ha nacido una estrella
EDICIÓN LIMITADA A 3.000 UNIDADES

Mini John Cooper Works GP 2020. Ha nacido una estrella

Ya está aquí. El Mini de 'calle' más radical de la historia de la marca se presenta en el Salón de Los Ángeles, con un espectacular diseño y unas prestaciones alucinantes.

Pablo García

21 de Noviembre 2019 12:03

Comparte este artículo: 10 2

Inspirado en los legendarios logros de la marca en las competiciones del mundo del motor, el nuevo Mini John Cooper Works GP ya es una realidad. El Salón de Los Ángeles ha sido testigo de la presentación del vehículo de calle más radical y veloz de la marca.

Este nuevo modelo, del que solo teníamos información mediante distintos prototipos vistos por el circuito de Nürburgring, llega a Los Ángeles con un motor de 4 cilindros y 2.0 litros TwinPower Turbo que es capaz de generar 306 CV de potencia, lo que suponen 75 CV más con respecto al modelo actual. Con ello, puede acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 5,2 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 265 km/h. Este potente motor está asociado a una transmisión Steptronic de 8 velocidades.

Un exterior espectacular

Su aspecto exterior es una auténtica pasada, con un frontal plano, un amplio ancho de vía, un gran faldón delantero, los voluminosos pasos de rueda combinados con llantas de aleación de 18 pulgadas y un alerón trasero que se puede ver desde la parte delantera. Conserva elementos clásicos de la marca, como los faros elípticos y la parrilla hexagonal del radiador. Además, se han utilizados materiales ligeros como la fibra de carbono para conseguir una excelente relación potencia/peso.

En la zaga toman protagonismo su alerón trasero, que garantiza una presión óptima sobre el suelo, y sus difusores de aire. El clásico tubo de escape doble, situado en el centro de la parte inferior, recuerda al ADN de John Cooper Works.

Para su carrocería se ha escogido el color Racing Grey metalizado, que alterna entre el gris claro y el azul violeta, creando una sensación de profundidad, mientras que el techo y las cubiertas de los retrovisores están acabados en Melting Silver.

Un vehículo biplaza

En lo que respecta su interior, que tendrá capacidad para albergar dos personas, no presenta asiento trasero ya que se ha sustituido por una barra de refuerzo roja. En el puesto de conducción se ha incorporado un nuevo cuadro de instrumentos digital que presenta la información más relevante en el campo visual del conductor.

La producción de está bestia está limitada a tan solo 3.000 unidades en todo el mundo, y todas se fabricarán en la planta de la compañía en Oxford, Reino Unido. Las primeras unidades llegarán en marzo de 2020.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16