Nuevo Mini Cooper SD: con 170 CV
EL DIÉSEL MÁS POTENTE

Nuevo Mini Cooper SD: con 170 CV

Este verano llega a los concesionarios el Mini diésel más potente de todos los tiempos. El nuevo Mini Cooper SD presenta un motor de dos litros que genera 170 CV y gasta sólo 4,0 l/100 km.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

10 de Junio 2014 08:42

Comparte este artículo: 5 0

La nueva generación MINI ya se encuentra disponible, pero actualmente la versión más potente en diésel es el Cooper D, que en esta ocasión apuesta por un propulsor 1.5 de tres cilindros con tecnología TwinPower Turbo y una potencia de 116 CV. No obstante en gasolina ya está disponible el Mini Cooper S, cuyo motor de dos litros TwinPower Turbo eleva su potencia hasta unos considerables 192 CV, para convertir a este exclusivo utilitario en todo un deportivo de armas tomar.

Alternativa al Mini Cooper S

Sin embargo, habrá quienes busquen esa deportividad, pero combinada con un consumo algo más contenido, y eso que el nuevo Mini Cooper S se conforma con un consumo medio de sólo 5,7 l/100 km (5,2 l/100 km en el caso de la versión con cambio automático). Para ello, en verano se pondrá también a la venta la versión Cooper SD del nuevo Mini.

Bajo el capó delantero encontraremos en esta ocasión un motor de dos litros y cuatro cilindros con tecnología TwinPower Turbo que es capaz de proporcionar un total de 170 CV y un par máximo de 360 Nm. Respecto al anterior Cooper SD, esta nueva generación ofrece 27 CV extra y 55 Nm más, de par máximo. Estará asociado a la caja de cambios manual de 6 velocidades, pero en opción podremos recurrir al cambio automático Steptronic, también con 6 relaciones.

El nuevo Mini Cooper SD será capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 7,3 segundos, que se rebajan en una décima en el caso del automático, mientras que su velocidad máxima rondará los 220 km/h (6,5 segundos y 235 km/h en el caso del Mini Cooper S de gasolina).

En su equipamiento no faltan elementos para minimizar el consumo, como el paquete Minimalism que suma regeneración de energía en frenada, un modo de conducción económico, el Start/Stop... Así, este pequeño deportivo diésel se conforma con un gasto medio de sólo 4,0 l/100 km y emisiones que se quedan en los 104 g/km de CO2 (4,4 l/100 km homologaba el anterior Mini Cooper SD).

Artículos recomendados

Sigue Motor16