Mercedes S 63 AMG Coupé G Power. Con 705 CV
MÁS POTENTE QUE UN S 65 AMG COUPÉ

Mercedes S 63 AMG Coupé G Power. Con 705 CV

El nuevo Mercedes S Coupé ha sido el último modelo elegido por el preparador G Power, quien gracias a mejoras en su mecánica V8 Biturbo consigue extraer 120 CV adicionales y le permite volar a 330 km/h.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

28 de Diciembre 2014 09:11

Comparte este artículo: 0 0

El preparador G Power ha utilizado el nuevo Mercedes S Coupé para su última creación. Pero no ha utilizado un modelo "cualquiera", sino ya el potente S 63 AMG Coupé, un señorial deportivo que esconde un propulsor 5.5 V8 Biturbo capaz de generar una potencia de 585 CV y un par máximo de 900 Nm. Está disponible en nuestro mercado exclusivamente con el sistema de tracción total 4Matic y tiene un precio de 203.300 euros.

120 CV adicionales y 100 Nm

Pues bien, sobre esta brutal base, G Power modifica su mecánica biturbo para la potencia escale hasta unos sorprendentes 705 CV, mientras que el par motor hace lo propio, subiendo hasta los 1.000 Nm. Semejantes cifras consiguen situar su propulsor por encima del todopoderoso V12 Biturbo que utilizan los Mercedes S 65 AMG Coupé, una mecánica que proporciona 630 CV y un par máximo de también 1.000 Nm con el fin de proteger su caja de cambios AMG Speedshift.

Más rápido que un 63 AMG y que un 65 AMG

Gracias a semejantes niveles de potencia, este exclusivo Mercedes S 63 AMG Coupé G Power, el cual tiene un peso de 2.070 kilos es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan sólo 3,8 segundos, mientras que gracias a la eliminación del limitador de velocidad, es capaz de volar a ras de suelo, pues su velocidad máxima asciende hasta unos sorprendentes 330 km/h. Decir que un Mercedes S 63 AMG Coupé "de serie" acelera de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y su velocidad máxima se limita a 250 km/h.

Pero esta preparación de G Power también es más rápida que el mencionado S 65 AMG Coupé, al que también saca 75 CV, pues este majestuoso coupé que tiene un precio de 287.075 euros acelera de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos (acelera peor que un 63 AMG porque este es sólo tracción trasera y no 4Matic), mientras que su velocidad máxima también se limita a 250 km/h.

Discreto por dentro y fuera

Además los amantes de la discrección estarán de enhorabuena, pues esta preparación de G Power apenas se diferencia de un Mercedes S 63 AMG Coupé en su exterior, y tan sólo nos ofrece unas exclusivas llantas forjadas de 21 pulgadas, calzadas con unas gomas específicas de Michelin. Eso sí, no son baratas, pues cuestan 9.095 euros, mientras que el paquete de rendimiento para su mecánica nos obliga a pagar otros 6.898 euros adicionales. Aún así, son 15.993 euros para sumar a los 203.300 euros que cuesta un S 63 AMG Coupé, y por otra parte nos ahorramos 67.782 euros respecto al S 65 AMG Coupé.

Artículos recomendados

Sigue Motor16