jueves, 2 febrero 2023

Mercedes GLC. Más de todo

Mercedes continúa la renovación de su gama tomando como base aquella revolución que inició el Clase A. El 'Algo está cambiando en Mercedes' sigue quemando etapas y le ha llegado al turno a uno de los segmentos de mayor interés y en el que la marca de la estrella necesitaba decir algo: los SUV compactos. 

Porque ahí, el GLK se había quedado desfasado, al menos en cuanto a imagen frente a rivales de la talla del Audi Q3, del BMW X3, sus contrincantes habituales. Pero también con modelos de otras marcas que habían aprovechado para hacerse un nombre y un hueco. Hablamos de Range Rover Evoque, de Volvo XC60 o de Lexus RX, auténticos éxitos en un grupo de coches de plena actualidad. 

Pero la marca alemana acaba de mover ficha. Y lo hace presentando un modelo absolutamente nuevo, incluso en la denominación. Se trata del GLC, que acaba de mostrar al público y que hará su debut oficial en el próximo Salón de Fráncfort en el mes de septiembre.

Sigue la estética del Clase A

El nuevo GLC apuesta por una estética más personal, con las líneas iniciadas en el Clase A. También apuesta por ofrecer más tamaño en el exterior que se traduce en una mayor habitabilidad. Todo ello sin renunciar a una mayor eficiencia en sus motores, que rebajan la cifra media de consumo un 19 por ciento respecto al actual GLK. Y, por supuesto, sin olvidar ni el confort ni la seguridad, como es norma en la firma de la estrella. 

El aspecto es mucho más emocional, con más líneas redondeadas y mayores volúmenes que en el 'cuadradote' GLK. Pero además ese diseño permite ofrecer unas mayores capacidades 'off road', de las mejores del segmento, según asegura Mercedes en nota de prensa. Unas capacidades fuera de carretera a las que ayuda la tracción permanente a las cuatro ruedas 4MATIC que van a utilizar todos los GLC, al menos por ahora. 

En el interior, nueva imagen visual, más moderna, elegante y a la vez funcional, tomando como base el interior de su hermano mayor, el GLE. Y todo ello envuelto en un ambiente refinado con un cierto aire artesanal y los mejores materiales, napa, cuero, molduras de madera…

Más espacio interior y maletero

También hay calidad en el espacio del que disponen los ocupantes, mayor que en el GLK y que se remata con un techo de cristal panorámico de gran superficie que, opcionalmente ofrece una mayor sensación de amplitud en el habitáculo.

El cuadro de instrumentos ofrece un elegante diseño, con una pantalla central que se puede manejar desde un pequeño touchpad situado junto a la palanca de cambios y que permite que el conductor maneje de forma intuitiva, y sin desviar la vista de la carretera una gran cantidad de funciones: climatización, navegador, ordenador de viaje, equipo de música, así como todas las funciones del smartphone. 

El crecimiento del GLC se traduce en un habitáculo más amplio en todas las cotas, pero también en un maletero con una capacidad que oscila entre 580 y 1.600 litros de capacidad, gracias a que los asientos traseros se abaten en disposición 40/20/40. Además el portón trasero se abre automáticamente al realizar un movimiento de deslizar con el pie debajo del paragolpes trasero.

3 motores convencionales y un híbrido enchufable

El apartado técnico tiene un claro objetivo en el nuevo Mercedes GLC, mejorar la eficiencia de sus motores, que reducen el consumo y las emisiones un 19 por ciento respecto a lo anterior. Tambíen mejora el rendimiento de los motores, que en principio serán dos variantes diésel –GLC 220 d 4MATIC y GLC 250 d 4MATIC- y un gasolina, el GLC 250 4MATIC.

Los diésel desarrollan 170 y 204 caballos de potencia y un consumo de entre 5 y 5,5 l/100 km en ambos. La versión de 170 caballos tiene un par máximo de 40,8 mkg que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 8,3 segundos y alcanzar 210 km/h. El diesel más potente desarrolla 50,8 mkg, acelera en 7,6 segundos y alcanza 22 km/h.

Por su parte, el gasolina, con 211 caballos, homologa entre 6,5 y 7,1 l/100 km, su par máximo es de 35,6 mkg, su aceleración hasta 100 km/h se produce en 7,3 segundos y su velocidad máxima llega a los 222 km/h. Todos los modelos cumplen con la normativa Euro 6 y cuentan son sistema 'start stop'.

Pero la gran novedad en el apartado mecánico es, sin duda, la versión híbrida enchufable que ofrecera el GLC bajo denominación 350 E 4MATIC. Esta versión se convertirá en el SUV que menos consume y emite del mercado, con sólo 60 g de CO2 por km. Todo ello sin renunciar a unas excelentes prestaciones, gracias a la combinación de un motor eléctrico con uno de gasolina que suman 211 + 116 caballos.  Alcanza una velocidad máxima de 235 km/h y puede recorrer hasta 34 kilómetros en modo totalmente eléctrico con cero emisiones y una aceleración de de 0 a 100 km / h en 5,9 segundos.