Mercedes Clase X. ¡A la carga!
YA LO HEMOS CONDUCIDO

Mercedes Clase X. ¡A la carga!

Mercedes debuta en el segmento al alza de los pick up con la polivante Clase X, un modelo que se sitúa a medio camino entre la gama de turismos y los comerciales. Toma como base el experimentado Nissan Navara, pero la 'mercedización' del vehículo es evidente.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

16 de Noviembre 2017 12:38

Comparte este artículo: 18 0

Hubo en su día un Clase G carrozado con forma de pick up y hasta una variante de las Clase E con esa forma, pero el debut oficial de Mercedes en este segmento se produce ahora con esta nueva Clase X. Y el riesgo es 'cero' porque aprovecha la colaboración con la Alianza Renault-Nissan para consolidar el vehículo desde el experimentado Nissan Navara, aunque rematando el conjunto a la 'alemana'.

Con el viento a favor de la nueva normativa, que desde el pasado mes de junio ya no considera a este tipo de vehículos como un camión con caja y, por lo tanto, gozando de los mismos límites de velocidad que un turismo, la Clase X debuta en un sector claramente al alza. Y lo hace cogiendo un gran producto y haciéndolo todavía mejor. No se trata de simple cosmética, cambiando los rasgos estéticos; el trabajo de campo ha sido mucho más concienzudo.

Conserva el robusto chasis de largueros, pero el eje delantero cuenta con una nueva construcción de trapecio articulado, el eje trasero multilink ha sido rediseñado, se amplía el ancho de vías hasta 7 milímetros, cuenta con ajustes propios en muelles, amortiguadores (renuncia a las ballestas traseras) y estabilizadoras, revisa el sistema de frenado con discos autoventilados más generosos en las cuatro ruedas y configura un mapa de dirección más preciso y directo.

Comparte motores, por ahora, con el Navara

Bajo el capó no hay cambios, de momento, en cuanto a las motorizaciones, heredando el bloque de cuatro cilindros de 2,3 litros que eroga 163 CV en la versión X 220d y 190 en la X 250d. Estas dos variantes ya están disponibles, tanto con propulsión trasera como con tracción total. En mayo de 2018 llegará un diésel V6 con 258 CV ya 'made in Mercedes' asociado a una transmisión automática de siete relaciones también ?alemana?, versión que contará con un sistema de tracción total permanente 4Matic que parte desde una relación fija 40/60 entre ambos ejes.

Las unidades disponibles en el lanzamiento cuentan con tracción integral acoplable en marcha hasta los 100 km/h mediante un mando giratorio. Así el conductor puede elegir entre 2H -propulsión trasera-, 4H -tracción total con distribución fija 50/50 y un modo 4L que activa la caja reductora para retos camperos más intensos-. Opcionalmente también contempla un bloqueo del diferencial trasero, así como un control de descensos.

También el interior toma ventaja a la hora de analizar la calidad y sofisticación de algunos elementos. Goza de cinco amplias plazas y la 'bañera' puede cargar hasta 1.042 kilos, además de poder remolcar hasta 3.500 kilos.

Muy efectivo en todos los terrenos

Tuvimos ocasión de probar la versión X 250d con transmisión automática. Este tándem se muestra muy efectivo, por el rendimiento del motor y por la buena gestión de las siete relaciones que no dejan que caiga de vueltas en ningún momento. En autopista se puede rodar a ritmo alegre con un confort de marcha similar a la de un turismo, eso sí, varios centímetros por encima. Y cuando llegan las curvas o el firme en peor estado, la puesta a punto de la suspensión sujeta con mayor eficacia el conjunto, apenas hay rebotes en el eje trasero -incluso sin carga- y no hace falta 'manotear' tanto sobre el volante porque la dirección es más precisa que en la mayoría de sus rivales.

También tuvimos ocasión de afrontar un test off road, aspecto donde lo borda sencillamente porque es un todoterreno de verdad, a la antigua usanza. Con una altura libre al suelo de hasta 22,1 centímetros, una capacidad ascensional del 100%, generosos ángulos de ataque (30,1º) y salida (25,9 º) y una capacidad para superar vadeos de 60 centímetros, pocos obstáculos se le resisten. Sorprende con la facilidad que lo hace, sin esfuerzo, sin prisa, sin pausa.

Destacar, asimismo, la dotación tecnológica de la que hace gala. Disponible con tres niveles de acabado -X Pure, X Progressive y X Power- de serie se contempla desde el escalón de entrada un sistema de llamada de emergencia, módulo de comuninación Mercedes mi connect, lector de señales de tráfico, alerta de cambio de carril, frenada autónoma de emergencia Active Brake Assist, control de presión de neumáticos, siete airbags... una dotación muy superior a la media del segmento.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16