sábado, 4 febrero 2023

Mercedes Clase A 2018. Se estrena en Nürburgring

Ya lo habíamos descubierto en la carretera, incluso en España, donde la futura generación del Mercedes Clase A estuvo sometiéndose a test de rendimiento bajo el calor de Andalucía. Pero ahora volvemos a verlo, por primera vez sobre el trazado del circuito de Nürburgring, lo que demuestra que el Clase A ha entrado en la fase definitiva de desarrollo y que en el infierno verde está siendo sometido a exigentes test de resistencia y velocidad.

Allí lo hemos descubierto, aún camuflado, pero mostrando ya más detalles de su carrocería, que mantiene la configuración de cinco puertas, como en la actual generación del Clase A. También contará, como en la actual generación, con una variante sedán -y tal vez shooting brake- denominada CLA. 

Nueva plataforma más ligera

El futuro Clase A está desarrollado sobre la nueva plataforma MFA2, que es mucho más ligera que la del anterior Clase A y además, está preparada para alojar sistemas de propulsión alternativos, porque una de las variantes que ofrecerá Mercedes para el Clase A es una versión híbrida enchufable. Sobre esa plataforma, alargada, llegará el Clase B, el CLA y un futuro SUV pequeño.

No habrá grandes cambios en las dimensiones exteriores, pero sí crecerá la distancia entre ejes, lo que garantiza un mayor espacio para los pasajeros traseros, uno de los puntos críticos en el actual Clase A. 

Y en cuanto a los motores, habrá alternativas diésel y gasolina con propulsores de 4 cilindros. Incluso, tal vez más adelante pueda llegar un motor tricilíndrico. Además, por arriba en cuanto a rendimiento, se situarán las variantes AMG, entre las que habrá dos alternativas, un A40 AMG con más de 300 caballos y un A45 AMG que sobrepasará los 400 caballos de potencia; una alternativa para pelear con el futuro Audi RS3 que hace solo unas semanas también vimos en Nürburgring en su versión sedán.