miércoles, 25 mayo 2022

Mercedes apuesta todo a la electrificación

Mercedes ya se está preparando para ser totalmente eléctrica a finales de esta década, pasando de su «electric first» (primero lo eléctrico) a «only electric». En 2022, Mercedes tendrá vehículos eléctricos de batería (BEV) en todos los segmentos, mientras que a partir de 2025, todas las plataformas de vehículos de nuevo desarrollo serán exclusivamente eléctricas y los clientes podrán elegir una versión totalmente eléctrica de cada modelo.

Para llevar a cabo este cambio, la compañía está presentando un plan integral que incluye un importante impulso en I+D. En total, las inversiones en vehículos eléctricos de batería entre 2022 y 2030 llegarán a más de 40.000 millones de euros.

Mercedes necesitará una capacidad para producir baterías de más de 200 gigavatios hora y tiene previsto crear ocho giga-fábricas para producir celdas junto con sus socios de todo el mundo. Las baterías de próxima generación estarán altamente estandarizadas y serán aptas para su uso en más del 90% de los coches y furgonetas de la marca.

Otro aspecto en el que está trabajando Mercedes es en el establecimiento de nuevos estándares de carga.»Plug & Charge» permitirá a los clientes enchufar, cargar y desenchufar sin necesidad de pasos adicionales para la verificación y el procesamiento de pagos. Esto se pondrá en marcha con el lanzamiento al mercado del EQS a finales de este mismo año.

Nuevo Vision EQXX

Mercedes está trabajando en el desarrollo del Vision EQXX, un coche eléctrico con una autonomía real de más de 1.000 kilómetros, con el objetivo de alcanzar una cifra de un solo dígito de kWh porcada 100 kilómetros a velocidades normales de conducción en autopista. Verá la luz en 2022 y sus avances tecnológicos se adaptarán y aplicación para su posible uso en nuevas plataformas eléctricas.