lunes, 5 diciembre 2022

Mercedes-AMG SL65 Black Series. ¿Te atreves con esto?

Se trata de un modelo de 2009 con apenas 17.000 km completados con su descomunal y salvaje V12 biturbo de 6 litros. Además, es una de las 350 unidades que se fabricaron y uno de los 175 que se enviaron a los Estados Unidos.

1 SJ5NHBW4oLaPc Motor16

Y es que, de acuerdo a lo que reza su anuncio en Bring a Trailer, el precio de partida de este monstruo era de 278.548 euros cuando era nuevo en 2009. Y aunque este precio pueda parecernos una locura, espera a leer las especificaciones y detalles del coche.

En su exterior está bañado en negro y cuenta con un difusor en carbono 100% funcional y un alerón eléctrico regulable. Las llantas son de 19 pulgadas en su zona delantera y 20 en la trasera. Además, tanto la tapa del depósito, como el capó y como casi todo el cuerpo del vehículo están fabricados en fibra de carbono, haciendo de este 250 kg más ligero que un AMG SL65 corriente.

Una joya bajo el capó

En su interior, todo está cubierto en cuero exclusivo AMG y cuenta con alfombrillas a juego, techo en Alcantara, molduras en fibra de carbono, asientos deportivos regulables de forma eléctrica con 12 posiciones con costuras en contraste, el antiguo sistema de infoentretenimiento de Mercedes, un sistema de sonido Harman Kardon de 10 altavoces, cargador de CD/DVD de 6, molduras de las puertas AMG, climatizador bizona e incluso la función de arranque sin llave.

Y por si todo esto fuera poco, bajo su capó se esconde la verdadera joya de este coche. Un motor V12 biturbo escondido como si de una caja fuerte con lo más preciado se tratase. Capaz de alcanzar los 100 km/h en 3,6 segundos, este potente modelo podía codearse con superdeportivos de aquel entonces gracias a sus 670 caballos de potencia que hacían de él una máquina impredecible, salvaje y, en muchas ocasiones, realmente aterradora de conducir.