miércoles, 6 julio 2022

El Mercedes-AMG E 63 S dice adiós con esta edición especial

A lo largo de los últimos años, Mercedes-AMG ha ido incorporando motores de cuatro y seis cilindros a su catálogo, así como versiones eléctricas. Al mismo tiempo, los enormes propulsores V12 y los salvajes V8 han perdido protagonismo, hasta el punto de convertirse en una rareza dentro de la gama más deportiva de la firma de la estrella.

Uno de los pocos modelos que sigue disponible con un bloque V8 de esos que tan bien saben hacer los de Affalterbach es el Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+. Por desgracia, la rapidísima berlina alemana lleva varios años a la venta y ahora se despide. Pero lo hace por la puerta grande, con una edición especial denominada Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+ Final Edition.

Producción limitada a 999 unidades

Esta serie limitada llega en plena celebración del 55 aniversario de la división AMG de la marca germana. Se distingue de las versiones convencionales por su diseño y equipamiento, pero también por su exclusividad, dado que solo se fabricarán 999 unidades.

El Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+ Final Edition está disponible con dos de las tres carrocerías del Clase E, la de tipo sedán y la Estate de formato familiar. Su lanzamiento tiene lugar unos meses antes de la llegada del próximo Mercedes Clase E, por lo que podemos considerarlo el canto de cisne de la actual entrega del modelo alemán, conocido por el código interno W213.

Decoración exclusiva para el Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+ Final Edition

Cada una de las 999 unidades del Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+ Final Edition etará pintada en el exclusivo color gris magno grafito mate. Esta pintura se combina con unas llantas forjadas de 20 pulgadas acabadas en negro de alto brillo, como todos los emblemas exteriores. Las llantas, que lucen un diseño de radios cruzados, han sido optimizadas para mejorar la aerodinámica del conjunto.

Por fuera, el Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+ Final Edition también incorpora el paquete AMG Night. Esto significa que incluye numerosos elementos exteriores en negro de alto brillo. Es el caso del splitter delantero, los marcos de las ventanillas, las carcasas de los retrovisores exteriores, los embellecedores de los tubos de escape y parte del difusor trasero. Opcionalmente, puede montar los paquetes de carbono I y II.

La dotación de serie del Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+ Final Edition cuenta, además, con iluminación ambiental exterior que proyecta el logotipo de Mercedes-AMG en el suelo.

El interior también es exclusivo

Dentro del habitáculo del Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+ Final Edition destacan los asientos AMG Performance High-End, que prometen sujetar el cuerpo a la perfección sin sacrificar un ápice de confort. Por supuesto, tienen regulación eléctrica, incluidos los cojines laterales, además de calefacción. Están tapizados en Napa gris titanio perla y negro con costuras en contraste de color amarillo.

Por su parte, el volante AMG Performance está forrado en napa negra y microfibra DINAMICA, también con costuras en amarillo. Está achatado en su parte inferior y cuenta con levas para manejar el cambio de forma manual.

El protagonismo del amarillo en el Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+ Final Edition

Todos estos elementos del Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+ Final Edition se combinan con las molduras de fibra de carbono de la consola central y la insignia AMG Final Edition con la inscripción “1 of 999”. En los umbrales de las puertas, además, una placa de acero inoxidable con el logotipo de AMG iluminado en amarillo da la bienvenida a los ocupantes.

Por último, las alfombrillas también son exclusivas y están personalizadas con costuras amarillas. Junto al coche, cada cliente recibe una funda a medida para protegerlo con la inscripción AMG E 63 S 4MATIC+ Final Edition en el color del vehículo.

Dos toneladas a 300 km/h

En la parte técnica no hay novedades y el Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+ Final Edition es idéntico a cualquier otro E 63 S. Utiliza un motor V8 biturbo de 4.0 litros que entrega 612 CV y un par máximo de 850 Nm.

Semejante músculo permite a esta berlina de casi 2.000 kg acelerar de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 300 km/h. Siempre con la ayuda de una caja de cambios automática de nueve marchas y de la tracción total 4MATIC+. Lo que no ha trascendido es el precio del Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+ Final Edition. Debería rondar los 180.000 euros.