Mercedes-AMG 560 SEC. Así era la deportividad en 1989
CON 385 CV

Mercedes-AMG 560 SEC. Así era la deportividad en 1989

RM Shoteby's sacará a subasta el próximo 28 de enero este singular Mercedes-AMG 560 SEC, un auténtico deportivo que fue fabricado a finales de la década de los 80 y por el que esperan recaudar unos 200.000 euros.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

3 de Enero 2016 11:15

Comparte este artículo: 106 0

El especialista AMG nació ligado a Mercedes-Benz, pero a finales de la década de los años 80 todavía no tenían una asociación formal como sucede a dia de hoy, donde directamente la firma de la estrella controla la totalidad de este preparador. Precisamente fue en el año 1989 cuando se fabricó este singular Mercedes-AMG 560 SEC, un deportivo que salió de la factoría de Affalterbach con rumbo a Japón, donde ha pertenecido hasta el día de hoy a una colección privada. En realidad hasta ese país viajaron cinco unidades más de este lujoso y deportivo coupé que derivaba de la Clase S de la generación W126 y que a día de hoy podríamos compararlo con un Mercedes-AMG S 65 Coupé.

La unidad 28 de un total de 50

Es más, este es el ejemplar número 28 de un total de 50, aunque inicialmente AMG tenía previsto fabricar 100 unidades de este Mercedes-AMG 560 SEC que destaca por un diseño exterior al más puro estilo Wide Body, con unos pasos de rueda ensanchados y unas llantas de 17 pulgadas. También había nuevos apéndices aerodinámicos firmados por AMG y en su día, su propietario lo elegió en color plata, color en el que incluso se pintaban los limpia que tiene en los faros delanteros.

El habitáculo se tapizó en cuero de color negro y contaba con inserciones en madera. Los relojes eran específicos para esta deportiva versión, con un velocímetro tarado hasta los 300 km/h, al igual que el volante, las alfombrillas o una placa con la inscripción "The Super Merceces", que no hace falta traducir.

Podría superar los 200.000 euros

AMG no trabajó en este 560 SEC sólo en la estética, sino que su motor 5.6 V8 atmosférico se retocó por completo. Su cilindrada se incrementó hasta los seis litros, las culatas eran de nuevo diseño y también equipaba nuevos sistemas de admisión y escape. En total, semejante propulsor pasaba de los 295 CV originales hasta nada menos que 385 CV, por lo que se permitía el lujo de superar los 270 km/h de velocidad punta. La transmisión automática de 5 velocidades fue reforzada y era más rápida que la de serie, del mismo modo que los frenos se sobredimensionaron y la suspensión se rebajó y endureció para mejorar el comportamiento dinámico de este deportivo que sólo tiene 90.000 kilómetros y que esepran, se venda por encima de los 200.000 euros (290.000 euros cuesta un Mercedes-AMG S 65 Coupé de 630 CV) cuando RM Shoteby's lo saque a subasta en Phoenix, Arizona, el próximo 28 de enero.

Artículos recomendados

Sigue Motor16