Mazda3 1.5 Skyactiv-D. Camino acertado
AL VOLANTE

Mazda3 1.5 Skyactiv-D. Camino acertado

La trayectoria de Mazda en España es de nota con un notable aumento de ventas y nuevos productos. Ahora llega el Mazda3 diésel más accesible.

Andrés Mas

Andrés Mas Twitter

14 de Febrero 2017 22:04

Comparte este artículo: 330 0

Mazda siempre ha tenido productos interesantes, pero ahora además tiene un diseño que convence a casi todo el mundo, una imagen de marca que entra por los ojos al primer vistazo, respaldada por una fiabilidad contrastada y un paquete de tecnologías que permiten que cualquiera de sus modelos tenga ya de partida media batalla ganada.

Es el caso del interesantísimo Mazda3 que tras el estreno de su tercera generación hace dos años, ahora recibe el motor 1.5 Skyactiv-D estrenado hace poco en el CX-3 con 105 caballos de potencia, un consumo medio homologado de 3,8 l/100 km y unas emisiones de CO2 que no superan los 99 g/km. Este motor de cilindrada modesta pero generoso par, va cargado de tecnologías que permiten hablar de un propulsor de los más eficientes y silenciosos de su clase. En concreto cuenta con un turbocompresor de geometría variable, una relación de compresión extremadamente baja de 14,8:1 con ventajas de peso a nivel estructural y de sonoridad; una inyección optimizada que mejora el consumo; un intercooler refrigerado por agua e integrado en el colector de admisión; y por último una nueva tecnología denominada 'Natural Sound Smoother' que ayuda a reducir la sonoridad, las vibraciones y el ruido a frecuencias habituales cuando el coche arranca o en conducción urbana.

Prestaciones con menos consumo

El resultado de todo esto es un coche que consigue acelerar en menor tiempo que rivales de mayor potencia y situar el consumo medio ponderado de la versión de 5 puertas con cambio manual, en 3,8 l/100 km, al nivel de los más eficientes cumpliendo la norma Euro VI sin tener que emplear demasiados recursos. Además, es un coche de conducción fácil y agradable, muy silencioso, con un acabado de calidad y un chasis eficaz que disfruta de eje trasero multibrazo frente a otros sistemas más sencillos. Por situar a este compacto de 4,46 metros de longitud, vemos que tiene la calidad de un VW Golf, el tacto al volante de un Seat León, la agilidad de un Opel Astra y ese toque exclusivo que tienen marcas como Volvo o DS. Además, es más grande que cualquiera de sus rivales y ofrece un espacio interior especialmente generoso.

Artículos recomendados

Sigue Motor16