Mazda y Bose. Una colaboración que comenzó hace 30 años
TECNOLOGÍA

Mazda y Bose. Una colaboración que comenzó hace 30 años

Ambas empresas, que comenzaron a trabajar con el Mazda RX-7, no han dejado de desarrollar soluciones de sonido innovadoras y de la máxima calidad.

Pablo García

26 de Septiembre 2021 11:00

Comparte este artículo: 0 0

La historia de colaboraciones tecnológicas entre Mazda y Bose se remonta a 1991, año en el que ambas empresas comenzaron a trabajar juntas en el Mazda RX-7 de tercera generación. Desde ese momento, no han parado de desarrollar soluciones de sonido innovadoras y de la mayor calidad, un elemento clave para lograr una experiencia de conducción superior.

Los ingenieros de sonido, liderados por Ryoji Oe, comenzaron a trabajar en el Mazda RX-7 FD para lograr un sonido impactante con graves potentes. Se centraron en el sistema Acoustic Wave Cannon de Bose que, para reproducir los bajos, empleaba un tubo de 3,6 metros de largo con un potente altavoz de graves en su interior. Los ingenieros idearon un ingenioso sistema de giros y pliegues que les permitió acomodar ese largo tubo en la parte trasera sin perder espacio ni calidad sonora.

En el Mazda MX-5

Uno de los trabajos más importantes de esta colaboración llegó con el Mazda MX-5, el modelo más legendario de Mazda. Aunque construir descapotables con alta calidad de audio cuando circulan con la capota bajada había sido una tarea difícil, Mazda y Bose dieron con una solución innovadora, consistente en un control automático de ecualización que se encarga de adaptar el volumen según la posición de la capota. Este control se combina con unos altavoces UltraNearfield integrados en los reposacabezas de los asientos, que crean una experiencia envolvente. Además, la tecnología de compensación de ruido AudiPilot de Bose lleva un seguimiento continuo del entorno acústico y ajusta automáticamente la reproducción de audio cuando se produce cualquier cambio en las condiciones.

En el Mazda MX-30

En casi todos los modelos a partir del Mazda3 de 2019, los altavoces de graves ya no están en los paneles de las puertas sino en las esquinas de la rejilla del parabrisas, una ubicación que hace liberar espacio y redondear la experiencia sonora. Además, los graves se complementan con un subwoofer adicional en la parte trasera. Esta nueva configuración, llamada BassMatch, despliega todo su potencial en el Mazda MX-30.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon