Mazda MX-5. Esta es la cuarta generación
VUELVE AL MODELO ORIGINAL

Mazda MX-5. Esta es la cuarta generación

Se acaba de hacer oficial la cuarta generación del nuevo Mazda MX-5, un vehículo que este año cumple nada menos que 25 años de vida y tiene el honor de ser el deportivo de dos plazas más vendido en todo el mundo según el Guinnes.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

4 de Septiembre 2014 08:36

Comparte este artículo: 0 0

Cuando se cumplen los 25 años de historia del mítico Mazda MX-5 (el modelo original se presentó el 9 de febrero de 1989 en el Salón de Chicago), la firma nipona lanza el que se convertirá en su cuarta generación, una generación que se asemeja más que nunca al modelo original en todos los aspectos.

Alfa Romeo tendrá un Roadster que toma su base

Para comenzar, decir que el diseño exterior se basa en el concepto KODO ya visto en otro modelo de la marca japonesa, y tiene una imagen muy personal, sobre todo su zaga, con unos pilotos peculiares. El frontal la verdad es que no se asemeja al que lucen los nuevos Mazda3 y Mazda6, y presenta un aire muy italiano (se ha notado el toque de Alfa Romeo, pues ellos tendrán un roadster que toma la base de este MX-5).

Mide 3.915 milímetros de largo, por lo que es más pequeño que el MX-5 actual, que tiene 4.020 milímetros de longitud. Su anchura es de 1.730 milímetros y su altura es de 1.235 milímetros. También presenta una distancia entre ejes 15 milímetros más corta que la tercera generación (2.315 milímetros). En este sentido tiene unas cotas muy similares al modelo original. Mantiene un interior ideado para dos ocupantes, con nuevos mandos y la misma pantalla central que utiliza el nuevo Mazda3. Mada no ha desvelado la capacidad de su maletero, pero como el actual, debería rondar los 150 litros. Como detalle curioso decir que los altavoces se han integrado directamente en los reposacabezas de los asientos.

Motores Skyactiv-G, todos ellos atmosféricos

Tampoco ha desvelado muchos datos sobre los propulsores que moverán al nuevo MX-5. Sólo se sabe que cuentan con la tecnología Skyactiv-G, que serán de gasolina, con inyección directa y sin turbo. Si nos ceñimos a la actual oferta, estas premisas sólo las cumplen los 1.5 de 100 CV y los 2.0 de 120 y 165 CV (también el 2.5, pero se nos antoja algo grande para un roadster como éste). Estarán conectados a una caja de cambios manual de 6 marchas que es de nuevo desarrollo, u opcionalmente a un cambio automático.

Los propulsores irán colocados en posición longitudinal, pues el nuevo Mazda MX-5 mantendrá la propulsión posterior. Eso sí, los motores se han ubicado más cerca del habitáculo, mientras que éste se ha retrasado todo lo posible para centrar al máximo las masas y tener un reparto de pesos 50:50. También se ha trabajado al máximo para bajar el centro de gravedad y las suspensiones del nuevo MX-5 son independientes, por lo que el comportamiento dinámico será una de sus grandes bazas, algo a lo que nos tenía acostumbrados desde su nacimiento.

Sólo con capota de lona para bajar los pesos

A ello también influye la rebaja en el peso, pues Mazda le ha dotado de piezas fabricadas en aluminio, como los refuerzos de los paragolpes, el capó, la tapa del maletero y las aletas delanteras. Con todo ello, Mazda asegura que se ha rebajado el peso en más de 100 kilos respecto al modelo actual, por lo que el modelo de acceso debería rondar los 1.050 kilos de peso. Un elemento vital en este ahorro de peso es que Mazda ha apostado por dotarle de una nueva capota de lona, que el más ligera que la actual. Se puede poner y quitar a mano desde el puesto de conducción, pero se desconoce si posteriormente llegarán MX-5 dotados de techo duro al estilo de los actuales Roadster Coupé.

Llegará a los concesionarios en el verano de 2015 y hasta entonces nos dará tiempo a conocer más detalles de la cuarta generación del Mazda MX-5, la cual llegará para incrementar el mito MX-5.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon