martes, 6 diciembre 2022

Mazda CX-5 2.2 Skyactiv-D 150 AWD. Quiere reforzar su éxito

El nuevo CX-5 hace acto de presencia en el mercado español dispuesto a seguir siendo el 'best seller' de Mazda. Lo probamos ya en Italia hace unos meses, y lo hemos vuelto a conducir ahora en nuestro país coincidiendo con su lanzamiento. Un total de 21 variantes fruto de combinar cuatro niveles de acabado -Origin, Evolution, Zenith y Zenith Pack-, cuatro motores -de gasolina, con 165 y 195 CV, y diésel, con 150 y 175 CV-, cajas de cambio manual y automática, y dos tipos de tracción: delantera y total, siendo ésta última la única alternativa posible para los dos propulsores más enérgicos.

Según Mazda, el público español apuntará su mirada a la zona inferior de la gama-el 2.0 Skyactiv-G de 165 CV y el 2.2 Skyactiv-D de 150 CV, en ambos casos con tracción delantera , pero nosotros nos hemos puesto al volante de la que, a nuestro juicio, es la opción más equilibrada: diésel de 150 CV, pero con tracción total. Y ahí disponemos de los cuatro acabados, aunque si queremos cambio automático ?dotado ahora de un botón 'sport', pero no de levas, y que eleva el precio 2.050 euros? es obligado el nivel Zenith Pack, que es el más caro.

Muy equilibrado

Los CX-5 2.2 Skyactiv-D 150 4×4 arrancan en 31.930 euros -acabado Origin y caja manual-, que bajan con el descuento a 29.930 euros. Y por ese dinero el cliente se lleva un estupendo SUV de enfoque familiar, en el que la renovación ha afectado prácticamente a cada apartado. Por ejemplo, al confort, muy mejorado por los nuevos asientos, la mayor insonorización o un aplomo optimizado. El CX-5 ?pisa? de maravilla, y presume de equilibrio entre eficacia y comodidad.

Además, su tracción total ve reducida un 30 por ciento la resistencia al avance, aunque el modelo japonés no gasta menos -de hecho, homologa unas décimas más- porque el peso ha crecido algo. Es el precio a pagar por ser más 'premium', pues ahora presume de mucha calidad -materiales, terminación, robustez- y de más tecnología -conectividad, seguridad, información- que en el modelo precedente. Además, los 150 caballos y un par máximo de 38,8 mkg -desde sólo 1.800 vueltas- le mueven con soltura, incluso a plena carga.