miércoles, 6 julio 2022

Maserati MC20 Cielo: directo al olimpo de los descapotables

Siguiendo con la tradición de sus predecesores, el Maserati MC20 Cielo se convierte en la versión a cielo abierto del recién estrenado supercar italiano. Sus especificaciones son prácticamente las mismas que las de la versión coupé, pero cuenta con un techo de cristal retráctil accionado eléctricamente que transforma por completo la experiencia de conducción.

El Maserati MC20 llegó a finales de 2020 para marcar el inicio de una nueva era en la marca italiana. Como suele ser habitual con cualquier coche de la firma de Módena, sorprendió a todo el mundo con su diseño, pero también con sus especificaciones. No en vano, recupera la denominación Maserati Corse (MC) que ha identificado a los vehículos más rápidos de la historia del fabricante italiano.

La familia spyder de Maserati crece

Pues bien, ahora el Maserati da un nuevo golpe sobre la mesa con la versión spyder de este supercoche. Se llama Maserati MC20 Cielo y su diseño es todavía más espectacular que el de su hermano coupé. Esta variante llega para ampliar la gama del modelo italiano y todavía falta por conocer el Maserati MC20 100% eléctrico que, de acuerdo a los planes de la firma, llegará antes de 2025 a las calles.

La versión eléctrica del Maserati MC20 marcará un antes y un después para Maserati. Mientras que el Maserati MC20 Cielo recoge el testigo de sus predecesores y continúa escribiendo la historia de los Maserati descapotables. Eso sí, a diferencia de los dos últimos cabrios del tridente, el Maserati Spyder de 2001 y el Maserati GranCabrio de 2009, el MC20 cielo cuenta con más tecnología y es mucho más rápido.

El Maserati MC20 Cielo mantiene el ADN del coupé

Tampoco sería descabellado decir que es Maserati MC20 Cielo es más espectacular. Lo cierto es que el techo retráctil de cristal de accionamiento eléctrico le sienta como anillo al dedo. Queda perfectamente integrado en su silueta, tanto cuando está puesto, como cuando se esconde para dejar el habitáculo al descubierto.

El techo de cristal del Maserati MC20 Cielo se abre y cierra en 12 segundos. Se acciona a través de la pantalla táctil central del interior y cuando está desplegado protege el habitáculo y a los dos ocupantes con la tecnología electrocrómica. Este cristal cristal puede volverse opaco o transparente de forma inmediata a través de un botón. El sistema funciona casi a cualquier temperatura y también garantiza un aislamiento térmico óptimo.

El Maserati MC20 Cielo estrena colores exteriores

Lo bueno es que el Maserati MC20 Cielo mantiene las puertas de mariposa, aunque estrena elementos de diseño. Es el caso de las llantas de aleación, que son exclusivas, si bien se puede optar por unas de fibra de carbono 30 kg más ligeras que las de serie.

También es específico el color Acquamarina. Está disponible como parte del programa de personalización Maserati Fuoriserie y puede contrastar con el emblema del tridente que, opcionalmente, puede decorar la cubierta del motor.

A parte de ese color, el Maserati MC20 Cielo puede ser Bianco Audace, Giallo Genio (amarillo), Rosso Vincente (rojo), Blu Infinito (azul) y Grigio Mistero (gris). Son los mismos tonos que forman la paleta de colores exteriores del Coupé, aunque en este caso se amplía con el Grigio Incognito (gris pastel).

Cada Maserati MC20 Cielo puede ser único

Por su puesto, cada cliente dispone de múltiples opciones de personalización a través del programa Maserati Fuoriserie. El que busque más exclusividad, también puede optar por la edición especial PrimaSerie Launch Editión. Esta serie está limitada a 60 unidades, todas ellas dotadas con un equipamiento exclusivo, pintadas en el citado color Acquamarina, con llantas específicas, detalles únicos y un interior que combina el Alcantara y el cuero.

Maserati ha trabajado duro para que el Maserati MC20 Cielo ofrezca prácticamente las mismas prestaciones que el modelo coupé. Sobre todo, ha trabajado en la aerodináica y en el peso, que en este caso es de 1.540 kg, distribuidos el 40% delante y el 60% detrás. Es decir, apenas pesa 65 kg más que el coupé, por lo que la relación peso-potencia del descapotable es casi idéntica.

El corazón de la bestia se llama Nettuno

Son 630 CV para poco más de una tonelada y media. ¿El resultado? El Maserati MC20 Cielo acelera de 0 a 100 km/h en 3,0 segundos (el coupé lo hace en 2,9) y de 0 a 200 km/h en 9,2 segundos. Si hablamos de su velocidad máxima, es superior a los 320 km/h.

A nivel mecánico no hay cambios. El protagonista sigue siendo un motor V6 de 3.0 litros biturbo denominado Nettuno. Desarrolla 630 CV a 7.500 rpm y entrega un par máximo de 730 Nm de forma constante entre las 3.000 y las 5.5000 rpm. Este bloque, que es capaz de girar a un máximo de 8.000 rpm, se asocia a una caja de cambios DCT de doble embrague y ocho relaciones que manda toda la potencia a las ruedas traseras.

Cinco modos de conducción disponibles

Para digerirla, el Maserati MC20 Cielo estrena un nuevo selector de modos de conducción con pantalla táctil que muestra el programa escogido, la calibración de la suspensión y el indicador de ESC off. Hay cinco modos de conducción disponibles: WET, GT, SPORT, CORSA y ESC OFF.

Cada modo de conducción actúa sobre la potencia del motor, la sensibilidad del pedal del acelerador, las válvulas de escape activas, el cambio de marchas, la suspensión regulable y el control de tracción. Opcionalmente, puede incorporar un sistema que varía la altura del vehículo para atravesar obstáculos. En total, el eje delantero puede elevarse 50 mm.